fbpx

Cómo cuidar tu piel después de hacerte un tatuaje según la ciencia

Ya tienes el tatuaje, ahora te toca cuidarlo. Evita que el diseño pierda color o que tu piel se reseque y sufra infecciones con estos consejos
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Tatuarte es una decisión muy importante que debes tomar con responsabilidad, ya que es para siempre. Si deseas que tu tatuaje se mantenga en perfecto estado y que tu piel no sufra complicaciones, debes tener algunos cuidados para que la curación sea perfecta:

No quites el vendaje

Después de hacer el tatuaje, el tatuador lo cubre con un plástico. Es importante que mantengas esa protección de 2 a 12 horas, el tiempo depende del tamaño y la localización del tatuaje. Esto es para evitar que bacterias puedan penetrar en la piel recién tatuada.

Lava el tatuaje cuidadosamente

La higiene es súper importante después de hacerte un tatuaje. Es recomendable que laves la zona del tatuaje con jabón neutro antibacterial y agua tibia, debes frotar cuidadosamente el área con tus manos y evitar usar algún tipo de esponja, ya que puede tener bacterias.

tatuaje

Déjalo secar al aire libre

Quita el exceso de agua con una servilleta de papel. Evita frotar con una toalla para que no irrites la piel. Después déjalo descubierto durante 20 o 30 minutos para que respire y la humedad desaparezca. Es importante que lo mantengas limpio para que no haya riesgo de infecciones, ni bacterias. Se recomienda lo limpies de tres a cinco veces al día.

Mantén la piel hidratada

Una vez que el tatuaje esté 100% seco, aplica una ligera capa de pomada para contrarrestar la resequedad y darle brillo al tatuaje, puedes utilizar Bepanthol. Asegúrate de no exceder la cantidad, pues puedes propiciar la aparición de bacterias. No olvides hidratarlo después de la limpieza, es decir, de tres a cinco veces al día.

Evita sumergirlo en agua

¡Olvídate de tomar un baño de tina o meterte horas a la alberca! Exponerlo al agua durante mucho tiempo puede dañar el diseño, además de que es muy fácil que aparezcan bacterias en el agua estancada y éstas propicien algún tipo de infección.

No lo expongas al sol

El sol tiene muchos efectos dañinos sobre la piel, por eso se convierte en el peor enemigo de tu tatuaje. Es importante que si te vas a exponer al sol, mantengas cubierta la zona del tattoo, aunque es preferible que te mantengas lejos de los rayos solares de tres a cuatro semanas. Después debes seguir protegiéndolo con protector solar factor 30, así mantendrás los colores perfectamente.

Es de suma importancia que sigas las recomendaciones especificas de tu tatuador, así la curación del tatuaje será más rápida (puede tardar de tres a ocho semanas, dependiendo el tipo de piel, tamaño del diseño y área que te tatúes).

También te puede interesar: 5 trucos para cuidar la piel masculina en casa

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: