fbpx

Cómo hacer home office de manera cómoda y productiva

Tu trabajo en casa no tiene porqué ser improductivo o incómodo. Sigue estos pasos para hacer home office como un experto durante la contingencia
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Luego de soñar tanto tiempo con poder trabajar desde casa tomando café en tu taza favorita y con zapatos cómodos, hoy es una realidad. Aunque aún no todas las empresas lo implementan, muchas ya consideran el home office en su estrategia para aumentar la productividad o, incluso, como una prestación para sus empleados.

Pero, aunque el home office parezca estar asociado a la comodidad, es importante diferenciar entre la comodidad de evitar traslados o ahorrar tiempo en el tráfico, que fomenta la creatividad y productividad; y la comodidad que se transforma en distracción y evita que cumplas no solo con tus actividades labores, sino también con tu rutina diaria.

Para que logres sacarle provecho a esta forma de trabajo, te compartimos algunas recomendaciones:

Escoge un lugar solo para trabajar

Si cuentas con una habitación en tu casa sin usar, puedes convertirla en un estudio; sino es así, busca un rincón que sea tranquilo, ordenado, tenga buena iluminación y ventilación. Esta área tiene que estar limitada a ti, otros miembros de la familia deben abstenerse de usarla, ya que podrían mover tus objetos laborales o incluso perder documentos importantes.

Utiliza mobiliario adecuado

Sin importar a que te dediques siempre será indispensable un escritorio en el que puedas colocar tus elementos de trabajo como tu laptop, libretas, papelería y objetos con valor personal; no olvides una silla cómoda y un lugar donde organices tus documentos o recibos. Toma en cuenta que el mobiliario debe ser funcional, no solo bonito o combinable con la decoración de tu casa. Además, si pasas mucho tiempo sentado, escoger una silla cómoda, que cuide tu espalda y de calidad facilitará tus actividades.

Ilumina tu espacio

Como lo mencionábamos antes, contar con un espacio con buena iluminación será benéfico para realizar tus actividades. Lo ideal siempre será la luz natural, pero sino te es posible utiliza una lámpara, pero procura que la luz no te de directamente o afectará tu visión.

Agrega tu toque personal

Tu espacio de trabajo en casa tiene que reflejar tu personalidad para que te sientas más cómodo y productivo. Agrega fotografías, plantas o adornos con tus colores favoritos, solo procura que estos elementos no sean una distracción.

No dejes de lado la tecnología

Aunque trabajes desde tu casa debes considerar el adquirir una computadora de calidad y que cuente con las funciones que necesitas para desempeñar tu labor. Tu celular, programas y aplicaciones también deben ser incluidas. Por ejemplo, para realizar videoconferencias, enviar archivos y organizar tu tiempo.

Siguiendo estas recomendaciones ten por seguro que tendrás la mejor experiencia de home office. Además, de acuerdo con el Observatorio Laboral, de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), trabajar desde casa brinda múltiples beneficios para los empleados y las empresas, como:

  • Reducción de costos: los trabajadores reducen costos por gasolina o transporte público, y las empresas se ahorran el pago de instalaciones y equipos de trabajo.
  • Bienestar del trabajador: los empleados evitan traslados, y pueden estar más tiempo en su hogar, con su familia.
  • Competitividad: la productividad de las empresas puede incrementar hasta en un 28 por ciento, de acuerdo con la Coparmex.
  • Atracción de mejores talentos: la posibilidad de trabajo remoto puede captar a trabajadores productivos que busquen nuevos esquemas laborales.

Ahora lee: Estrés laboral: ¿Cómo saber cuando tu trabajo quema crónicamente tu salud?

Estefany Enciso

Estefany Enciso

ARTÍCULOS RELACIONADOS: