fbpx

Huertos urbanos: la conciencia del origen y esfuerzo de la naturaleza

Un huerto urbano en casa nos da ese pequeño gran regalo de procurar, cuidar, adaptar y observar el milagro de la vida. Aprende cómo hacer uno fácilmente
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El futuro nos alcanzó, todos somos conscientes de la importancia de volver al origen, a lo natural, pero ¿es posible hacerlo? Sin duda se trata de una labor muy colaborativa y profunda, que va desde raíz a hábitos de consumo de una población con crecimiento desmedido. Revertir los efectos del cambio climático es una tarea que nos corresponde a todos y donde nuestro granito de arena es vital.

Una de las acciones más sencillas, a través de la cual podemos comenzar un nuevo camino a casa, es volver a la consciencia de la importancia y procesos naturales para la producción alimentaria. Entonces… comenzar a hacer huertos urbanos es un buen paso.

huertos urbanos

¿Huertos urbanos? La creación de la vida en un espacio de 90×60 cms

Se trata de una acción que parece sin importancia pero que por el contrario, conlleva una gran relevancia ¿Por qué? En las grandes urbes como la Ciudad de México, Londres, Nueva York o Paris, la conexión con la naturaleza se encuentra casi desvanecida por completo, nos quedan los pequeños rastros de los parques y camellones, pero nos hemos olvidado de ese grandioso proceso a través del cual la tierra nos alimenta. Por ello, un huerto urbano en casa, nos da ese pequeño gran regalo de procurar, cuidar, adaptar y observar el milagro de la vida. Quizá sea solo un par de lechugas y dos tomates, o quizá las plantas medicinales para una infusión ante un resfriado, pero esa re conexión hacia la consciencia de lo natural es sumamente importante para integrar en lo cotidiano hábitos menos destructivos del medio ambiente. Para los pequeños, tal como aquel ejercicio del frijolito en el frasco con alcohol, tener un huerto en casa es todo un descubrimiento, que les provee de esa consciencia de agradecimiento al esfuerzo que hace la naturaleza por germinar, crecer, y dar frutos que nos alimenten de manera saludable. 

huertos urbanos

¿Cómo comenzar?

Hay múltiples formas, desde lo más sencillo como adecuar una caja de madera y hasta adquirir los contenedores hechos con materiales reciclados. Para hacerte la tarea más sencilla, te recomendamos encontrar estos últimos, puedes consultar a Tierra Permanente, proyecto ecológico que te facilita contenedores hechos con material reciclado. 

Una vez teniendo el contenedor, el sustrato es vital para el éxito de tu huerto urbano. Generalmente pensamos que solo tierra es más que suficiente, pero esa tierra debe estar, por así decirlo, bien alimentada y con recursos suficientes para crear vida. Una base de roca volcánica es importante, le dará a tu huerto una firmeza de fondo para la administración del agua. Agregar minerales es otro detalle, añadir un poco de “perlita” será de gran ayuda, se trata de piedra molida, que al revolverse con la tierra, la hará menos densa y fácil para que las semillas germinen.

El siguiente paso son las semillas, algunas de las más sencillas son las de: tomate, rábano, lechuga, cebolla, zanahoria y las medicinales como chia, albahaca o romero. Las semillas deben colocarse no más profundo que el doble del tamaño de la misma semilla. Colocar el huerto urbano en una zona donde haya sol es de suma importancia, ya que requerirán de los rayos del sol para llevar a cabo el proceso de fotosíntesis y crecer sin problema.

También lee: Por qué han muerto 500 millones de abejas en los últimos 3 meses en Brasil

Todos los elementos para el sustrato son fáciles de encontrar en viveros o tiendas para el hogar con sección de jardinería. De manera muy sencilla podrás tener muy pronto en tu mesa una deliciosa ensalada cultivada en casa, que si bien lleva su tiempo, la espera vale la pena, pues te harás consciente de ese grandioso trabajo que realiza la naturaleza y comenzarás a cuidarla más, ahora con mucho agradecimiento.

TAMBIÉN LEE:

Oscar Valdemar

Oscar Valdemar

ARTÍCULOS RELACIONADOS: