fbpx

Por qué las personas solteras viven más felices y con menos estrés según la ciencia

Aunque la sociedad está acostumbrada a creer que las parejas son más felices y los solteros desdichados y solos, cada vez más estudios científicos arrojan certezas para derrumbar este y otros mitos al respecto
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El 14 de febrero ya está aquí y los clichés poco a poco comienzan a aparecer por todas partes: los anuncios comerciales que muestran a una pareja felizmente enamorada compartiendo una cena romántica, regalando flores o festejando su amor bombardean visualmente y parecen validar a las personas que tienen una relación afectiva como una condición perfecta y deseada, olvidando por completo –incluso discriminando– a las personas solteras.

Si bien se trata únicamente de una fecha que cada persona decide si celebrar o no, la tendencia en el día de San Valentín asume que las personas que tienen con quién celebrar esta ocasión especial son más felices y tienen una mejor vida que los solteros, pero… ¿qué dice la ciencia al respecto?

Un estereotipo del pasado

Distintos estudios en la última década que intentan cuantificar el nivel de satisfacción y felicidad de las personas y qué es lo que les provocan bienestar arrojan resultados distintos, pero la gran mayoría parece concluir en una tendencia clara: 

Las metas que anteriormente se relacionaban con desarrollo personal y felicidad como encontrar una pareja, casarse y tener hijos cada vez son menos aplicables en una sociedad que ha decidido romper los estereotipos y deshacerse de las ataduras morales del pasado. 

También lee: Por qué los millennials tienen cada vez menos sexo que las generaciones anteriores

En 2019, una investigación dirigida por Paul Dolan, profesor de ciencias de la conducta en la London School of Economics confirmó este cambio de actitud tras analizar miles de datos relacionados con el nivel de ingresos, tiempo libre, salud, educación y nivel de satisfacción de la población estadounidense. El resultado arrojó que las mujeres de cualquier edad que no están casadas ni tienen hijos son el grupo social más feliz y sano, con mayores ingresos y nivel de educación que los demás.

La pareja aísla, la soltería aumenta la interacción social

No sólo eso: un estudio de 2015 publicado en el Journal of Social and Personal Relationships examinó la relación entre el estado civil de una persona y sus vínculos tanto familiares, de amistades y con sus vecinos y el resultado fue revelador: 

Las personas solteras son mucho más proclives a tener más conexiones sociales a su alrededor y establecer redes donde dan y reciben apoyo (como grupos de amigos o una relación más cercana con la familia) que los individuos que tienen pareja. De ahí que se pueda afirmar que mantener un noviazgo o matrimonio restringe de alguna manera la interacción social de sus participantes.

Independencia y autodeterminación

solteras

En 2016, la psicóloga Bella DePaulo de la Universidad de Santa Barbara en California (cuyo tema de investigación más frecuente es el estudio de la soltería) presentó una investigación para la American Psychological Association donde concluyó que las personas solteras tienen un sentido más alto de autodeterminación e independencia, lo que los lleva no sólo a disfrutar más de su tiempo libre e invertir sus ingresos en actividades que les reportan satisfacción, sino también a fijarse metas como trabajar en su crecimiento personal, profesional o hacer ejercicio con mayor claridad que su contraparte en pareja.

Es momento de empezar a cambiar nuestra concepción de la soltería y dejar de pensarla como una fase en la que el individuo está incompleto, pues la felicidad es responsabilidad de cada uno y no de los demás. Al mismo tiempo, habrá que desprendernos del mito muy presente en la sociedad de que las personas solteras pasan momentos de tristeza y soledad por no tener alguien con quien compartir. 

Esta falsa noción es evidenciada cada vez más por estudios como los citados anteriormente y resulta especialmente útil recordarla en momentos que idealizan las relaciones de pareja, como el día de San Valentín. Es momento de dejar de infravalorar a los solteros y su estilo de vida.

Ahora lee: Por qué las personas solteras son más felices según la ciencia

Alejandro López

Alejandro López

Alejandro López

Alejandro López

ARTÍCULOS RELACIONADOS: