fbpx
Plantas que almacenan carbono, la esperanza del cambio climático

Plantas que almacenan carbono, la esperanza del cambio climático

Se ha desarrollado una forma en la que las plantas almacenen el carbono por más tiempo bajo tierra para evitar que afecta a la atmósfera
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en google

El cambio climático es una amenaza global a la que nos enfrentamos los seres vivos, sobretodo por la falta de cuidado que damos al planeta. Con la finalidad de combatirlo, un grupo de científicos está desarrollando la fórmula para que las plantas almacenen el carbono más tiempo para evitar que dañe la atmósfera. 

La Harnessing Plants Initiative, liderada por Joanne Chory, pretende cultivar plantas con raíces más sólidas y profundas que tengan la calidad de almacenar mayores cantidades de carbono  bajo la tierra durante más tiempo.

La importancia de aumentar el tiempo de almacenamiento es que cuando las plantas mueren, el dióxido de carbono regresa a la atmósfera. Si se logra que el almacenamiento en su biomasa sea más duradera, se reducirá considerablemente el CO2.

Cómo se logrará

Los especialistas de Salk tienen dos programas para ayudar a combatir el cambio climático.

Eliminación de CO2 a escala planetaria, que consiste en desarrollar cultivos para almacenar el carbono en el suelo por más tiempo. La clave está en aumentar masa, profundidad y contenido de la suberina, un tejido vegetal que se encuentra en las raíces. Así se podrá mantener el carbono en el suelo. 

Restauración de plantas costeras, que consiste en restaurar u preservar la genética de los humedales del mundo, ya que estos lugares almacenan hasta 100 veces más el carbono que la tierra seca. Salk está desarrollando plantas que puedan vivir en humedales, retengan carbono y purifiquen el agua.

También puedes leer: 6 plantas para desinfectar tu casa, benéficas para tu salud

En las investigaciones se ha utilizado la Arabidopsis thaliana, una mala hierba. En ella que se han identificado genes que regulan la auxina, hormona que influye en el crecimiento de la planta.

“Esperamos utilizar este conocimiento de la vía de las auxinas como una forma de descubrir más componentes relacionados con estos genes y su efecto en la arquitectura del sistema de raíces”, agrega Wolfgang Busch, uno de los investigadores. “Esto nos ayudará a crear plantas de cultivo mejores y más adaptables, como la soya y el maíz, que los agricultores pueden cultivar para producir más alimentos para una población mundial en crecimiento”, añadió.

Definitivamente es un gran descubrimiento y avance para detener el calentamiento global.

También te puede interesar: 5 plantas recomendadas por la NASA para purificar el aire de tu casa

O puedes leer: Objetos para disminuir tu huella de carbono y ayudar al planeta

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS