fbpx

12 recomendaciones para quien vive con hipertensión arterial en esta pandemia

Aquí las mejores recomendaciones de los especialistas en salud para quienes padecen hipertensión arterial, a fin de evitar complicaciones de salud asociadas al Covid-19.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si formas parte del 18.5% de la población nacional con hipertensión arterial, debes saber que la enfermedad se puede agravar si te contagias de COVID-19. Para evitarlo, sigue estos consejos en vez de angustiarte. 

12 tips para cuidarte si padeces hipertensión arterial

Ante el riesgo de complicaciones por COVID-19, a las personas con hipertensión arterial les conviene seguir las recomendaciones que nos dio en entrevista exclusiva el Dr. Manuel Ricaño, Médico Cardiólogo, Responsable de Prevención Cardiovascular en Centro Médico ABC, y que los doctores Luis Alcocer y Ricardo Iglesias mencionaron en conferencias sobre salud cardiovascular y vacunación.

1. Sigue una dieta balanceada 

Ten en casa una buena cantidad de frutas y verduras; sustituye recetas hechas de alimentos de origen animal con otras que se elaboren con leguminosas y cereales. Si pides comida a domicilio, elige platillos que contengan una o dos porciones vegetales.

2. Reduce tu consumo de sodio

Es un mineral que al estar en exceso en la sangre, aumenta la presión arterial y genera disfunción en el tejido que tapiza los vasos sanguíneos. Algunos de los alimentos que lo contienen en exceso son los industrializados. De ahí que se recomiende evitarlos para no rebasar los 2 gramos diarios recomendados.

3. Haz ejercicio regular

Ejercicio regular e hipertensión arterial

Te ayudará a mantener un peso saludable, dilatar las arterias y a que el corazón requiera menos fuerza para expulsar la sangre. Una caminata enérgica de 30 minutos 6 veces a la semana es una manera de obtener estos beneficios; si el confinamiento te lo impide, bailar ese mismo período de tiempo y con la misma frecuencia, es una opción.

4. Elimina el tabaquismo y reduce el consumo de alcohol 

Fumar y tomar bebidas alcohólicas son hábitos que aumentan la presión arterial. El tabaquismo además, favorece la acumulación de sustancias grasas en las arterias y por ello se recomienda no fumar ni un cigarrillo. En cuanto a las bebidas alcohólicas, los hombres no deben tomar más de dos copas diarias y la mujer, sólo una durante las celebraciones.

5. Sigue tu tratamiento al  pie de la letra

Antes de dejar un medicamento porque no llega a la presión arterial objetivo, o por la información falsa que encuentras de él (como la que hubo de los ARA2 y los IECAS en relación al COVID-19), consúltalo con tu médico. El sabrá con cuál antihipertensivo sustituirlo, considerando sus efectos secundarios y tu historia médica.

6. Continúa con tu seguimiento

Aun con el miedo a la pandemia es importante que te mantengas en contacto con tu médico, ya sea de forma presencial o virtual. Esto para evitar las complicaciones que genera tener continuamente presiones arteriales por arriba de 140/90 mm de Hg (infartos al corazón, embolias, disfunción renal, retinopatías…).

7. Monitorea tu presión arterial

Monitoreo de la presión arterial

Hazlo con la frecuencia y en los horarios en que te indicó el médico. A fin de obtener una cifra lo más real posible, es aconsejable que cada vez que lo hagas, te sientes y hagas dos mediciones (con un minuto o dos de separación entre ellas) para obtener un promedio. Si te lo haces en ambos brazos, será mucho mejor. 

8. Toma tus tratamientos para dislipidemias

Mantener los niveles de triglicéridos por debajo de 150 mg/dl y el colesterol abajo de 200 mg/dl evita la formación de los trombos que generen infartos. Un meta análisis mostró que tener cifras altas de estos elementos aumentan el riesgo de tormenta de citocinas o embolismo pulmonar por COVID-19. También te  puede interesar: 6 formas naturales de reducir la presión arterial según la Universidad de Harvard

9. Cumple con las medidas de higiene e incorpora mediciones

Además del uso de cubrebocas, el lavado de manos, el estornudo de etiqueta y la sana distancia, es aconsejable que con un termómetro verifiques regularmente que tu temperatura no pase de 37°C. Y con la ayuda de un oxímetro, que tu saturación de oxígeno en sangre se mantenga por arriba de 90.

10. Aplícate la vacuna contra la influenza

Vacuna influenza para pacientes con hipertensión arterial

La vacuna es una manera de evitar que esta enfermedad te dé al mismo tiempo que la COVID-19. Y evita que aumenten considerablemente los riesgos vasculares que siempre están presentes en las personas con hipertensión arterial (infartos, eventos cerebrovasculares y deterioro de función cardíaca.

11. Consulta a tu médico ante cualquier molestia corporal

Por la variedad de síntomas que tiene el COVID-19, es mejor pecar de precavido. Cuando le llames, descríbele al médico detalladamente lo que sientes, para que él te diga si debes hacerte el examen de COVID; permanecer en casa con medicamentos o acudir inmediatamente a un hospital donde atiendan esta enfermedad.

12. Avisa de esta condición si te hospitalizan

Ya en el hospital, avisa al personal del tratamiento que llevas para controlarla. Así te aseguraras que la hipertensión arterial y alguna otra comorbilidad que tuvieras (diabetes, EPOC, enfermedad renal…) sigan estables y los médicos sepan qué medicamentos deben quitarte o dejar si baja o sube tu presión por la infección de COVID.

También te puede interesar: Presión baja, uno de los factores de riesgo para sufrir demencia

Olivia Rivas Santana

Olivia Rivas Santana

Comunicóloga con amplia experiencia en temas de salud. Mi mayor interés es facilitar a la gente la comprensión de lo que afecta o beneficia a su estado de salud físico y mental.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Cómo enfrentar la angustia de estar lejos durante la cuarentena

La distancia necesaria por los fines de confinamiento y para evitar más contagios de COVID ha llevado a tomar decisiones drásticas inevitables para preservar la salud. Reflexiona sobre las reacciones emocionales que has tenido por estar lejos de amigos y familiares.