fbpx

4 alimentos que contienen proteínas y cuándo consumirlos para crecer tus músculos

Si has tratado de todo pero no logras aumentar tus músculos, conoce qué es la ventana anabólica y los mejores alimentos para aprovecharla
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

No importa si se trata de los glúteos, pectorales o bíceps: cualquier persona con la intención de llevar una vida más sana y verse bien sabe que se necesitan dos cosas para que los músculos crezcan y luzcan estéticos: hacer ejercicios de fuerza y consumir alimentos ricos en proteínas. 

El primer requisito es sencillo y se cumple con pesas o aparatos para trabajar una región muscular específica; sin embargo, cuando llega la hora de aumentar la ingesta de proteínas, un sinfín de personas se frustran cuando se ven al espejo y se hacen la pregunta de “¿por qué no crecen mis músculos si hago fuerza y tomo mi carga de proteínas?”. 

Si alguna vez has estado en esta situación, debes saber que además de la pechuga de pollo, el atún y la carne de res, la proteína se encuentra en otros alimentos que no necesariamente se sirven como plato fuerte y que el momento del día en que los consumes puede ser la diferencia entre desarrollar tus músculos o no notar avance alguno a pesar de tu esfuerzo. Conoce qué es la ventana anabólica y cuáles son los mejores alimentos para ese momento.

¿Qué es la ventana anabólica y cómo aprovecharla?

Cada vez que terminas de hacer ejercicio, tu cuerpo se somete a un proceso que agota las reservas de energía, entre ellas las de glucógeno en tu organismo. Este es un elemento esencial para la formación de músculo y el almacenamiento de energía, por lo que cuando terminas exhausto después de realizar una rutina de fuerza, el organismo activa un mecanismo compensatorio que acelera su producción y privilegia la ingesta de proteínas para fortalecer los tejidos dañados con nuevo músculo y mejorar el rendimiento físico. 

A este periodo de tiempo se le conoce como ventana anabólica y aunque la ciencia aún no comprende a cabalidad cuánto tiempo dura, aprender a aprovecharlo es clave para mejorar tu desarrollo muscular. Consumir alguno de estos alimentos después de entrenar, especialmente en un batido o smoothie mejorará tu absorción de proteínas:

Yoghurt griego

ventana anabólica

A diferencia del yoghurt común, el griego posee casi el doble de proteínas. Elige las presentaciones sabor natural o si prefieres consumirlo con alguna fruta, evita que contenga azúcar añadida. El yoghurt griego también es rico en probióticos y bacterias benéficas para el equilibrio intestinal.

Almendras

Un alimento idóneo para aprovechar la ventana anabólica que puedes consumir fácilmente son las almendras. Prueba hacer un smoothie con leche descremada y plátano añadiendo 30 gramos de almendras y tendrás un excelente complemento con grasas saludables y vitamina E en una sola toma.

Avena

ventana anabólica

Consumir este grano con moderación después de entrenar no sólo es un subidón de proteínas, también de fibra que ayudará a mejorar tu función digestiva y saciedad después de una rutina pesada. Combínala con fresa o algún otro fruto rojo y tendrás un batido completo.

Quinoa

ventana anabólica

Considerada como un súperalimento, la quinoa es un cereal cuya principal característica es poseer una alta disponibilidad de proteína con todos los aminoácidos esenciales (es decir, se trata de una de las mejores fuentes de proteínas que puedes consumir). Prueba añadirla a un smoothie después de tu entrenamiento con manzana y canela o plátano y notarás resultados en poco tiempo.

Si quieres mejores resultados en tus smoothies y batidos para aprovechar la ventana anabólica, la tecnología de un sistema de nutrición Oster Xpert Series puede ser tu mejor aliado para crecer tus músculos con todo el sabor. De venta en Liverpool y Palacio de Hierro.

También lee: 5 recetas de smoothies perfectas para tonificar después de entrenar

Alejandro López

Alejandro López

Alejandro López

Alejandro López

ARTÍCULOS RELACIONADOS: