fbpx

7 razones por las que estás subiendo de peso (y no tienen que ver con comida)

Medicamentos, trastornos y estilo de vida son algunas razones por las que puedes estar subiendo de peso
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Te ejercitas y comes saludable, pero ¿en lugar de bajar, sientes que estás subiendo de peso? Probablemente debas poner más atención a tu salud porque tu cuerpo podría estar expresando que algo no está bien aumentando algunos kilos. Estas son las razones:

Hipotiroidismo

subiendo de peso

Cuando la tiroides (glándula que se encuentra en el cuello) deja de producir suficiente hormona tiroidea, es probable que te sientas cansado y aumentes de peso, ya que el metabolismo se ralentiza. Lo ideal es que visites al médico para que te proporcione el tratamiento adecuado.

Menopausia

Con la edad aumentan las posibilidades de que el metabolismo se vuelva más lento, por lo que quema menos calorías. La grasa tiende a acumularse en las caderas, muslos y cintura.

Síndrome de Cushing

Es un trastorno hormonal provocado por el exceso de la hormona de cortisol. Puede ser provocada por consumir medicamentos con hormonas sintéticas. Algunos de los síntomas son aumento de peso en la parte superior del cuerpo, la cara se redondea más y el cuello aumenta su masa.

Síndrome de Ovario Poliquístico

subiendo de peso

Muchas mujeres se enfrentan a esta enfermedad, en la cual los niveles de hormonas (andrógenos) son muy elevados. Debido a esta anomalía hormonal, se desarrollan muchos problemas como subir de peso, menstruación irregular, acné, entre otros.

Antidepresivos

Uno de los efectos secundarios de consumir antidepresivos es el aumento de peso. Si es necesario que tomes este tipo de medicamentos, puedes hablar con tu médico para buscar alternativas. En algunas ocasiones, las personas suben de peso como reflejo de que el fármaco está funcionando.

Esteroides

Está comprobado que consumir esteroides antiinflamatorios como la prednisona, te pueden subir de peso. Las razones son la retención de líquidos y el aumento de apetito. Puedes notar cambios en el rostro, el abdomen y cuello, que son las partes principales en las que se almacena la grasa.

Estrés

subiendo de peso

El exceso de trabajo, el tráfico, las deudas y demás problemas provocan estrés y como consecuencia subes de peso. Cuando estás estresado, es común que aumente tu apetito y el metabolismo procese más lento las calorías, debido que la producción de insulina y cortisol es mayor.

Si identificas que por alguna de estas razones estás subiendo de peso, no dejes de visitar al doctor. Un especialista te orientará de la mejor manera y te proporcionará un tratamiento que te ayude a controlar tu peso.

También te puede interesar: 7 mitos sobre las dietas que debes dejar de creer para bajar de peso

Araceli Arana

Araceli Arana

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: