fbpx

Ámate ferozmente: cómo aprender a aceptarte y no caer en la trampa de las apariencias

Ámate ferozmente es aceptar tu cuerpo tal y como es, atreverse a romper los estereotipos y ser feliz sin etiquetas ni filtros.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Después de terminar un ciclo y comenzar uno nuevo, nuevo año, nueva década, en un punto de quiebre para la sociedad dónde ser feminista está implícito en ser mujer, sigo sin conocer a alguna mujer que nunca haya luchado por lo menos una vez en la vida con su imagen corporal.

Mi nombre es Ana Pamela y me declaro adicta al autosabotaje en constante recuperación, adicta a Amarme Ferozmente para cada día odiarme un poco menos, adicta a encontrar el momento en el cual perdí la inocencia de saberme perfecta en mi piel sólo para compararme con otras mujeres… Adicta, como seguramente tú también lo eres.

ámate ferozmente

Antes nos comparábamos con las modelos “espiritiflauticas”, después con las actrices y cantantes “frondosas”, ahora con nuestra influencer “fitness” favorita que nos dice que amarnos significa llevar una dieta “Gluten Free, sugar free, orgánica, keto, sin harinas, sin frutas, sin verduras de colores del arcoíris, etc” ¿Cómo vamos con la dieta de los hielos? No espera, no se puede si no son alcalinos, entonces ¿Cómo vamos con la dieta de puro aire? No espera, no se puede porque está contaminado.

Hemos perdido la capacidad de ser “REALES” y de ser nosotros mismos una vez más por una “adicción”, la adicción a las redes sociales y sus mensajes tergiversados. Perdóname que en este momento te rompa la ilusión como cuando te dijeron que Santa son los papás (que la vida me perdone) pero la mayoría de tus “influencers” favoritos te venden un estilo de vida que es imposible de alcanzar.  

Porque ninguno de ellos sabe la situación por la que estás pasando, ninguno de ellos sabe quién eres, lo que realmente quieres y mucho menos cómo hacerte feliz… A veces ni tú lo sabes.

ámate ferozmente

Vamos navegando en bipolaridad constante (peor que el clima en invierno amaneciendo a 7 grados para estrepitosamente saltar a 22) un día quieres tener cuadritos así que te compras el reto de 21 días de comer puro Kale y después de 3 días de estar muriendo de inanición decides que te amarás tal cual eres y comienzas a seguir a todo aquel que postea fotos enseñando sus “supuestos defectos” con orgullo.

Y una vez más te digo que te estás comprando una idea que no es la tuya, estás comprando una vida que no es la tuya, un camino que no es el tuyo.

Y ¿qué pasa cuando nada de eso funciona? Claro, te frustras y te rindes, porque no puedes llegar a una expectativa ajena y nos hemos vuelto muy flojos para trabajar nuestro propio camino, para encontrarnos con todo lo que esto conlleva, nos hemos vuelto muy flojos para vivir… realmente vivir.

ámate ferozmente

La influencer “fitness” nunca te va a decir que probablemente tenga obsesión con la comida, que pasa 5 horas en el gimnasio y tú decides comprarle la idea de que es “fácil” verte así y que si no lo logras, fracasaste en la vida.

La influencer que te vende “El amor propio” nunca te va a decir que es imposible aceptarte 24 horas al día los 7 días a la semana y que en realidad es un trabajo diario y arduo y que no siempre sales victorioso y tú decides comprarle la idea de que es “fácil” amarte aunque toda la vida te hayas odiado y que si no lo logras, fracasaste en la vida.

Y yo sólo te digo, ojalá un día te despiertes convencido que el amor incondicional hacia ti, requiere de valentía, que a veces resulta y a veces no, que comer para sentirte bien no es sinónimo de tener “cuadritos” y que amarte a ti mismo no significa aceptar cada parte de ti todo el tiempo.

Ana Pamela

Ana Pamela

Ana Pamela es actriz, cantante, conferencista y activista del amor propio que en algún momento perdió el camino y así se reencontró para crear el movimiento #ámateferozmente
Ana Pamela

Ana Pamela

Ana Pamela es actriz, cantante, conferencista y activista del amor propio que en algún momento perdió el camino y así se reencontró para crear el movimiento #ámateferozmente

ARTÍCULOS RELACIONADOS: