fbpx

Cómo el sol afecta a los diferentes tipos y tonos de piel y qué hacer para evitarlo

De acuerdo a la Skin Cancer Foundation, el tono de piel es el factor principal para definir cómo el sol afecta a la dermis. De ahí la importancia de conocer el tuyo, a fin de prevenir melanoma.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Tomar el sol durante máximo 15 minutos es necesario para proporcionar al organismo vitamina D. Sin embargo la exposición al sol durante largos periodos de tiempo también puede causar cáncer de piel. De acuerdo a la Skin Cancer Foundation, el tono de piel es el factor principal para definir cómo el sol afecta la piel.

“Las personas de piel clara tienen muchas más probabilidades de sufrir daños en la piel por los rayos UV (y de desarrollar cáncer de piel), pero las personas de piel más oscura, incluidas las personas de cualquier etnia, también pueden verse afectadas”, explica la American Cancer Society.

Te puede interesar: Enfermedades de la piel, cuáles son y cómo reconocerlas

Thomas Fitzpatrick desarrolló una clasificación de seis tipos de la piel, basado en su reacción al exponerse a la luz del sol. Para Fitzpatrick, la pigmentación de melanina en la piel, depende del color principal y el bronceado.

Tipo I: Piel pálida o blanca

Si eres de blanca, seguro te ha pasado que en lugar de lograr el tono bronceado, terminas rojo. Esto es porque este tipo del piel, tiende a quemarse, no broncearse. Es muy probable que que aparezcan pecas y sufras descamación.

Tipo 2: Piel clara

Para los de piel clara, la quemada es inminente y fácil, además se broncea poco. Puede que aparezcan pecas, y por la quemadura, se pele la piel.

Tipo III: Piel blanca más oscura

Exponerte mucho tiempo al sol provocará la piel se queme y tome una apariencia roja, pero con posteriormente parecerá bronceada. La quemadura no será grave, es poco probable que se pele la piel o que aparezcan pecas.

Tipo IV: Piel morena clara

Obtener el efecto bronceado es más fácil, pues se quema muy poco. Por las pecas, no te preocupes, no aparecerán, o serán unas cuantas nada más.

Tipo V: Piel morena

Cuando eres de piel morena, es muy raro que la piel se queme dando aspecto rojizo. Al contrario, el bronceado se dará con facilidad. La probabilidad de que se pele la piel es muy baja, al igual de que aparezcan pecas.

VI: Piel negra

Nunca se va a quemar y siempre se verá bronceada. No se pela, no aparecen pecas y el bronceado es permanente. 

Cuidados contra el sol

No importa el tono de piel que tengas, siempre debes protegerte de los rayos UV del sol, utilizando protector solar. No te expongas por más de 30 minutos directamente al sol.

Te recomendamos: Porqué debes usar protector solar, aunque no salgas de casa

Otros efectos generales del sol

  • Envejecimiento prematuro
  • Melanoma
  • Cáncer de piel

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Now is the perfect time to start monthly self-skin checks. Do you know what to look for when examining your body? Courtesy of @baptisthealth.system

Una publicación compartida de Melanoma Research Alliance (@melanoma) el

No olvides consultar a un dermatólogo que te ayude a determinar tu tipo de piel, y cómo el sol afecta dependiendo sus características. Así como identificar cualquier irregularidad que puedas presentar.

También puedes leer: Melanoma: cómo detectar el cáncer de piel más agresivo según un experto

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS: