fbpx

Covid-19 y piel: cómo aliviar los estragos derivados del uso cubrebocas, jabones y gel antibacterial

...
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Todos conocemos las medidas sanitarias que reducen la transmisión de covid-19. Lo que pocos saben y muchos padecen son las afecciones que lavado frecuente de manos, el uso de cubrebocas y de gel antibacterial ocasionan en la piel, si no se tienen ciertos cuidados.

Para conocer mejor de qué forma esta enfermedad se manifiesta en la piel, entrevistamos a la Doctora Susana Canalizo, Vicepresidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología.

Lavado sin irritación

covid-19 y cuidados piel

La supervivencia del nuevo coronavirus en las superficies nos ha obligado a lavarnos las manos con mayor frecuencia para evitar los daños del covid-19 en piel. Sin embargo esta práctica común puede barrer la capa de grasa de la piel y alterar su microbioma, lo que la expone a fuertes irritaciones cutáneas. Para contrarrestarlo, se recomienda realizar el lavado de manos con jabones suaves, evitando el uso de detergentes y otras sustancias con las que se lavan trapos y demás accesorios de limpieza.

Si este tipo de jabones no impiden que la piel se reseque y dé comezón, se sugiere el uso de dermolimpiadores Syndet (synthetic detergent), productos en crema o gel, sin sosa ni antibacterianos, con las cuales se pueden limpiar las manos. Actualmente varias marcas dermocosméticas los fabrican y comercializan en las principales cadenas farmacéuticas, asegura la médica dermatóloga Susana Canalizo.

El uso de guantes domésticos de látex es otra forma de evitar que las manos se inflamen e irriten, ahora que se tiene que limpiar y desinfectar la casa con más regularidad. En caso de no tolerar este material, se recomienda el uso de unos guantes de algodón antes o probar los que están hechos de otro plástico conocido como nitrilo.

Cubrebocas, elígelo bien

uso de cubrebocas y cuidados piel

El material del cubrebocas es un factor clave para protegernse del COVID-19, sin que nuestra piel se altere. Por ello, hay que evitar los de licra o elastano que complican problemas de acné previo o generan dermatitis seborreica alrededor de la nariz.

Una razón más para evitar el uso de cubrebocas de tela sintética es que impiden la ventilación de la piel y guardan humedad. “Son mejores los de algodón y de tres capas, ya que mantienen fresca la piel. O los de fibras de cobre y plata con acción antibacteriana”, afirma la Doctora Canalizo

A la gente que por su trabajo requiere del uso de cubrebocas durante todo el día, la especialista recomienda untarse alguna crema lubricante suave en el área facial, que cubra la piel antes de coclocarlo, además de rociar el rostro con agua termal cuando lo retiren. La función de la crema es para evitar que la zona se irrite o sude, y el agua termal para aliviar cualquier inflamación y enrojecimiento que se haya generado.

Para cuidar los cubrebocas reutilizables es importante evitar tocar su parte interna y guardarlos en una bolsa resellable o en un sitio libre de polvo. Y que se laven diariamente en las noches, para que a la mañana siguiente estén limpios y listos para reusarse nuevamente. Conoce más en: ¿Funcionan las mascarillas caseras para prevenir el Covid-19?

Medidas fuera de casa

Al salir de casa se sugiere cargar toallitas húmedas antibacteriales para desinfectarse las manos, una excelente alternativa al uso de gel antibacterial que ofrecen los comercios a su entrada. La glicerina o aceite que contienen evita la inflamación, irritación y/o grietas que éste puede producir por su contenido de alcohol.

Al regresar de la calle, la especialista considera que no es necesario bañarse de nuevo, pero sí lavarse las manos, cara y todas aquellas parte del cuerpo que pudieron quedar expuestas al medio ambiente, como antebrazos y pantorrillas (en caso de haber vestido playeras de mangas cortas o falda, respectivamente).

El lavado de la ropa con la cual se sale de casa es otra sugerencia por la posibilidad que existe de que alguien que estuvo cerca de uno esté contagiado y deje el virus en alguna de nuestras prendas.

Atención indispensable

Ante las manifestaciones que el COVID-19 ha mostrado tener en la piel, la revisión de ésta también amerita especial atención. Una encuesta hecha por la médico dermatóloga Esperanza Welsh entre 375 pacientes que padecieron esta enfermedad, mostró que entre los cambios que puede provocar y conviene descartar en el cuerpo están:

  • Manchas con protuberancias rojizas (lesiones maculopapulares)
  • Áreas enrojecidas e inflamadas a nivel de las axilas
  • Erupciones sobre elevadas de bordes rojizos (urticaria)
  • Inflamación o coloración violácea en dedos de pies y manos
  • Sarpullido, ampollas, aftas o escoriaciones en las mucosas de la boca
  • Heridas en la comisura de los labios (conocidas como boqueras)
  • Arrugamiento rápido de las manos al contacto con el agua

Las manifestaciones cutáneas anteriores, sin embargo, no son las únicas de las cuales debe uno estar pendiente. “Al tratarse de una enfermedad nueva, el COVID-19 puede generarlas en otras áreas corporales y por ello cualquier enrojecimiento, inflamación, cambio que no tenga forma definida y de comezón en la piel, también se debe acudir con el dermatólogo”, finaliza la entrevistada.

Te puede interesar: Coronavirus: 25 consideraciones médicas a 6 meses de su llegada a México

Olivia Rivas Santana

Olivia Rivas Santana

Comunicóloga con amplia experiencia en temas de salud. Mi mayor interés es facilitar a la gente la comprensión de lo que afecta o beneficia a su estado de salud físico y mental.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: