fbpx

Eating jet lag, el error que cometes los fines de semana que te impide adelgazar

Una nueva investigación reveló que los horarios en los que comes el fin de semana tienen una relación directa con el aumento de masa corporal
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿A qué hora comes de lunes a viernes? ¿Y el fin de semana? Muy probablemente, podrías responder la primera pregunta sin problemas e incluso mencionar el lapso de tiempo en que lo haces (por ejemplo, de 3 a 4 de la tarde), pero el eating jet lag haría variar tu respuesta a la segunda pregunta, que te haría titubear sin llegar a una conclusión convincente.

Mientras que entre semana los horarios de comida y descanso de la mayoría de las personas son fijos y están regidos por las obligaciones como el trabajo o la escuela, el fin de semana es completamente distinto: las actividades de ocio y recreación, además de la agenda social y otros factores provocan que las comidas y el sueño de sábado y domingo tengan horas completamente distintas, pero ¿cómo influyen estos horarios en tu cuerpo?

Eating jet lag: comer a deshoras los fines de semana aumenta el riesgo de padecer obesidad

Eating jet lag, el error que cometes los fines de semana que te impide adelgazar

Aunque distintas investigaciones han mostrado la importancia de mantener horarios regulares de sueño cada día, hasta ahora no existía ningún estudio que mostrara la relación entre la variación de los hábitos alimenticios; sin embargo, una nueva investigación de la Universidad de Barcelona publicada en la revista especializada Nutrients sugiere que este cambio de horario influye de forma decisiva en la acumulación de grasa corporal.

El estudio demostró que las personas que pasan más de tres horas y media de desfase entre sus horas de comida cotidianas y las del fin de semana tienen un 1.3 % más de índice de masa corporal (IMC) que el resto de la población. 

Según Maria Izquierdo Pulido, científica que participó en el estudio, “esta diferencia está relacionada con nuestro reloj biológico, que organiza nuestro cuerpo para comprender y metabolizar las calorías consumidas durante el día y por la noche prepara el cuerpo para ayunar mientras dormimos”.

Eating jet lag, el error que cometes los fines de semana que te impide adelgazar

La investigación tomó como muestra a mil 106 individuos de entre 18 y 22 años en España y México, un efecto al que las científicas llamaron eating jet lag y la razón por la que es que la asimilación de las calorías en el organismo varía en función de cada momento del día. 

“Nuestro reloj biológico es como una máquina, y está listo para desencadenar la misma respuesta fisiológica y metabólica a la misma hora del día, todos los días de la semana. Los horarios fijos de alimentación y sueño ayudan al cuerpo a organizarse y promueven la homeostasis energética, por lo tanto, las personas con una mayor alteración de sus horarios tienen un mayor riesgo de obesidad”, afirmó la investigadora Trinitat Cambras.

Aunque puede resultar tentador modificar radicalmente los horarios de sueño y comida una vez que llega el fin de semana, la ciencia ha demostrado cada vez más que no hay nada mejor para la salud que mantener una regularidad en las horas de descanso y comidas, no importa si se trata de sábados, domingos o días festivos.

También te puede interesar: 10 errores que cometes en tu alimentación y te impiden bajar de peso

Alejandro López

Alejandro López

ARTÍCULOS RELACIONADOS: