fbpx

Qué son los genes de la obesidad y cómo vencerlos

Distintos estudios científicos señalan que los genes juegan en nuestra contra cuando se trata de bajar de peso, ¿cómo vencerlos?
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cada cuerpo es distinto y todos tienen características especiales que nos hacen únicos: desde ese movimiento curioso del dedo, hasta el lunar en la barbilla que nos caracteriza. En el interior es igual, tenemos distintos genes que nos predisponen a ciertos padecimientos como la obesidad. 

Pero no por ello estamos condenados a vivir así. Muchas veces podemos vencerlos con diferentes acciones que nos permiten mejorar nuestro estilo de vida, salud y condición física, por ejemplo trotar, uno de los mejores ejercicios que pueden evitar la obesidad, incluso si se tiene el riesgo genético de desarrollar la condición.

Ejercicio y los genes

Una nueva investigación realizada con más de 18 mil adultos en China y Taiwán analizó las mediciones de obesidad, índice de masa corporal, porcentaje de grasa corporal y el riesgo genético utilizando datos del Biobanco de Taiwán, además de considerar el ejercicio (mínimo 30 minutos) diario que realizan, sin considerar las actividades diarias del trabajo dentro de esta encuesta en busca de una respuesta: ¿cómo vencer a los genes de la obesidad?

También lee: La explicación de por qué no bajas de peso aunque hagas mucho ejercicio

Los investigadores encontraron que ejercitarse con regularidad parecía aligerar la influencia general de los genes asociados con la obesidad en cuatro mediciones: índice de masa corporal y grasa corporal, así como en la circunferencia de cintura y cadera

El mejor ejercicio

Trotar con regularidad dio los mejores resultados y se halló que esta actividad atenúa los efectos genéticos en el índice de masa corporal, la masa corporal y la circunferencia de cadera. También escalar montañas, caminar y las sesiones de yoga que duran por lo menos una hora pueden mitigar los efectos en el índice de masa corporal.

Foto: Victor Freitas-Unsplash

Cómo determinar la condición física

Sin embargo los investigadores argumentan que el índice de masa corporal no es la medición más precisa de la condición, la cual no incluye indicadores como el exceso o distribución de grasa corporal, ni toma en cuenta variables como la edad, el sexo, origen étnico y la masa muscular que pueden conformar la salud de una persona de numerosas maneras.

Wan-Yu Lin, coautora del estudio y profesora adjunta en el Instituto de Epidemiología y Medicina Preventiva de la Universidad Nacional de Taiwán, dijo en entrevista a Newsweek: “Los beneficios de ejercitarse con regularidad tienen más impacto en los sujetos que están más predispuestos a la obesidad”. 

Ejercitarse menos de 30 minutos tres veces a la semana no es suficiente para reducir la influencia genética adversa en la obesidad, enfatizó la investigadora.

“La obesidad es provocada por la genética, factores en el estilo de vida, y la interacción entre ellos. Aun cuando los materiales hereditarios son congénitos, estos factores pueden ser determinados por uno mismo”, comentó Wan-Yu.

A pesar de que este estudio demuestra que el hacer ejercicio puede resultar en grandes beneficios para tu salud, todavía es necesario determinar diferentes disciplinas como el baloncesto o el tenis, que no fueron incluidas en las pruebas.

Por eso es necesario mantener un estilo de vida activo y sano, además de complementarlo con diferentes acciones como una buena nutrición, de esta forma se pueden evitar las enfermedades como la obesidad y los problemas que pueden surgir de este padecimiento.

Fuente: Newsweek

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: