fbpx

Qué son los probióticos y cómo te ayudan a alcanzar el equilibrio interior

Estos millones de microorganismos benéficos que revisten el intestino ayudan a mantener la salud y podrían ser los encargados de funciones como la reacción inmune, la capacidad atlética y hasta la felicidad
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En nuestro organismo viven millones de microorganismos y bacterias buenas que ayudan a mantener nuestro bienestar integral. Uno de los conjuntos de bacterias más importantes de nuestro cuerpo, reside en los intestinos. Se trata de una enorme red de microorganismos vivos, conocido como microbiota, que habita en el intestino delgado y el grueso.

La microbiota, junto con la red de órganos formada por el estómago, hígado, páncreas e intestino, es la encargada de absorber nutrientes y extraer energía a partir de los alimentos que consumimos. Sin embargo, factores como el estrés, la contaminación, la falta de sueño reparador y la mala alimentación, derivada especialmente de productos altamente procesados, amenazan constantemente el equilibrio de nuestra microbiota, causando un impacto negativo en la cantidad de bacterias buenas que nos protegen e impulsando la propagación de bacterianos no tan amigables con nuestro cuerpo.

probióticos

Probióticos, una alternativa viable

Los probióticos son microorganismos vivos que impulsan la propagación de las bacterias buenas. Si bien, muchos provienen de bacterias utilizadas en el proceso de fermentación de ciertos alimentos como el yogurt, el kimchi o la kombucha, algunos de estos productos contienen altos niveles de azúcar y otros ingredientes, por lo que es importante considerar otras alternativas.

También lee: 4 alimentos para reforzar tu sistema inmune contra el COVID–19 y otras enfermedades

5 Beneficios de los probióticos

1. Los probióticos eliminan la intolerancia a la lactosa

Un importante porcentaje de la población mundial no puede digerir la lactosa debido a su carencia de la enzima lactasa. La intolerancia a la lactosa se manifiesta en síntomas gastrointestinales como diarrea, flatulencia y dolores abdominales. Estos problemas son causados por la fermentación de la lactosa no digerida en el colon y el gas resultante.
Sorprendentemente, estas mismas personas pueden comer yogur. La razón es que los fermentos lácticos segregan enzimas como la lactasa, que puede convertir la lactosa en ácido láctico. Es más, la producción de ácidos grasos volátiles refuerza la absorción de agua y sodio, lo que produce heces más consistentes.

Te puede interesar: Kombucha: la bebida con probióticos que aporta increíbles beneficios a tu salud

probióticos

2. Los probióticos alivian y eliminan el estreñimiento

La eficacia del yogur y de la fibra probiótica para aliviar el estreñimiento, está ampliamente demostrada y su uso muy extendido, especialmente en la tercera edad. La causa es, básicamente, que al reducir el pH estimulan el peristaltismo intestinal.

3. Los probióticos reducen el colesterol en sangre

Durante los ensayos clínicos realizados, Mann y Spoerry (1994) demostraron que tomando fibra prebiótica disminuía el colesterol en sangre, pues se debilitaba el proceso de su síntesis. La capacidad de los prebióticos de metabolizar ácidos biliares que ayudan a sintetizar el colesterol confirma el papel beneficioso de estos fermentos en la regulación del metabolismo humano.

Tal vez te  interese: Cómo bajar el colesterol de forma natural y evitar problemas en el corazón

probióticos

4. Los probióticos estimulan el sistema inmunológico

Los resultados de recientes investigaciones han confirmado observaciones previas de la capacidad de la fibra prebiótica de estimular el sistema inmune. Estos fermentos son capaces de estimular el sistema de defensa inespecífica, incrementando la actividad de macrófagos y fagocitos en el torrente sanguíneo. La ingestión de prebióticos durante los primeros meses de vida protege frente a alergias a alimentos y a eccemas en los niños.

Te recomendamos: 4 alimentos para reforzar tu sistema inmune contra el COVID–19 y otras enfermedades

5. Los probióticos tienen propiedades anticancerígenas

Algunos estudios publicados informan del papel protector de la fibra prebiótica frente al cáncer. Estudios epidemiológicos han revelado una cierta correlación entre el consumo prolongado de complementos alimenticios ricos en probióticos y un menor riesgo de desarrollar cáncer de colon y de mama.
Por todo lo anteriormente expuesto se recomienda la ingestión diaria de un suplemento a base de fructooligosacáridos de cadena corta, que han demostrado ser los mejores prebióticos.

Conoce más de probióticos naturales y sus beneficios visitando el sitio oficial de Probiotic de Nutrilite

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS: