fbpx

Señales de que eres un workaholic y estás acabando con tu vida

La adicción al trabajo es cada vez más común y puede acabar con tus relaciones personales. ¿Eres workaholic? Conoce los síntomas
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Todo en exceso es malo, sin importar si se trata de alcohol, cigarros e incluso el trabajo. Ser un adicto a la profesión o workaholic es un trastorno que se caracteriza por una necesidad constante de estar en la oficina sin que nadie lo solicite y este problema acarrea efectos negativos para el desarrollo social, emocional y físico de las personas.

workaholic

Como en otras adicciones, para los workaholic el trabajo es el centro de su vida, no pueden vivir sin él. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la adicción al trabajo puede conllevar a un trastorno mental y físico. La familia y la vida social quedan en un segundo plano y provocan desequilibrios graves en la persona que lo sufre.

Señales de que eres un workaholic

Además de llevarse el trabajo a casa, también es característico de los workaholic es realizar grandes esfuerzos por rendir al máximo e incrementar sus logros, incluso a costa de su salud. Aunque el tiempo no sea suficiente para hacerlo, el adicto no rechaza nuevos proyectos, clientes o responsabilidades laborales.

Sus horas de trabajo son más de 45 a la semana, incluso cuando está de vacaciones o enfermo ya que no realizar una tarea lo pone en un estado de nerviosismo e irritabilidad emocional y al tener la mente siempre ocupada en lo laboral, no es capaz de mostrar interés por otra actividad, conversación o tiempo de ocio.

workaholic

Este tipo de interés por el trabajo lleva al workaholic a tener una relación familiar conflictiva y si llega a tener amigos fuera del trabajo puede lastimar esa conexión, ya que su exigencia por ser perfecto en la oficina los lleva a exigir lo mismo de las personas con las que convive diariamente.

La salud y la adicción al trabajo

Al tener altos estándares impuestos por él mismo, suele tener problemas de salud emocional si no los puede alcanzar, entre los más comunes se encuentran:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Insomnio
  • Alteraciones del sueño
  • Depresión
  • Problemas en las relaciones de pareja y familiares
  • Aislamiento
  • Irritabilidad
  • Problemas de salud como: tensión muscular, alteraciones cardiovasculares, hipertensión, problemas gástricos, úlceras, etc.
  • Otras adicciones como alcoholismo y tabaquismo

workaholic

Muchas veces los workaholics no son conscientes de su adicción al trabajo, ya que las presiones sociales de tener un buen empleo y posición social pueden cegar a las personas de los problemas que este padecimiento trae consigo.

Te puede interesar: 10 hábitos que consideras normales pero que realmente son una adicción

Y esto se puede agravar si las personas sufren de presiones familiares, o bien si su trabajo es recompensado, ya que al validar su labor dentro de la oficina cree que ese es el mejor camino para llegar a sus objetivos sin importar qué o quienes se lleva en el camino.

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: