fbpx

28 de junio: ¿por qué se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT+?

En pleno siglo XXI, la homofobia, las terapias de conversión, la discriminación, la negación de servicios de salud, la estigmatización y los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ deben ser erradicados para siempre. 
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El 28 de junio es el Día Internacional del Orgullo LGBT+, una fecha especial en el calendario. Se trata de un día de reflexión, reconocimiento y también de lucha contra los estigmas y la discriminación a los que se enfrenta la comunidad LGBT+ a diario.

Y aunque en este largo andar se han ganado distintos derechos a partir del activismo (como el matrimonio igualitario y la adopción homoparental) aún queda un largo camino por recorrer para erradicar la violencia, los crímenes de odio y la discriminación ante la diversidad sexual.

28 de junio: ¿por qué se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT+?

Orígenes del Día Internacional del Orgullo LGBT+ 

El 28 de junio de 1969 se conmemora el inicio de los disturbios de Stonewall, una serie de protestas contra la violencia, discriminación y los abusos policiales que sufría la comunidad gay y trans en Nueva York en la década de los 60. 

Cansados de las palizas, humillaciones y arrestos de los que eran objeto, los asistentes de la comunidad LGBT+ que frecuentaban el bar Stonewall Inn se enfrentaron a los cuerpos de seguridad que realizaban una redada “de rutina”. 

Con rabia y dignidad, respondieron a la violencia estructural ejercida directamente los policías, pero alimentada por cada sector de la sociedad que consideraba que las personas diversas sexualmente eran ‘enfermos’, ‘desviados’, tenían problemas mentales y carecían de los mismos derechos que cualquiera.

28 de junio: ¿por qué se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT+?

El movimiento creció en número y cobró fuerza rápidamente, provocando la organización de la comunidad LGBT+ en otros estados y distintas regiones del mundo. 

Desde entonces, cada 28 de junio se conmemora el Día Internacional del Orgullo LGBT+ con marchas multitudinarias en la mayor parte del mundo, mítines y otros actos que consisten en hacerse notar en las calles y llevar las protestas al espacio público, todo para exigir los derechos de los que cualquier ciudadano goza.

En pleno siglo XXI, la homofobia, las terapias de conversión, la discriminación, la negación de servicios de salud, la estigmatización y los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ deben ser erradicados para siempre. 

Los mitos basados en la ignorancia, los prejuicios y la discriminación interiorizada con comentarios como “yo no tengo nada en contra de los gays, pero que no se besen en público”, “no soy homofóbico, pero ¿por qué se visten así?” no tienen cabida en un mundo decidido a romper con la intolerancia del pasado y reconocer la diversidad como un motivo de orgullo y riqueza.

TAMBIÉN LEE:

Alejandro López

Alejandro López

ARTÍCULOS RELACIONADOS: