fbpx

Dogging, la práctica de tener sexo prohibido en lugares públicos

Los doggers son parejas heterosexuales, deseosas de experiencias fuertes y esta es su forma de tener encuentros sexuales a la intemperie con desconocidos
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si bien la mayoría de las parejas gusta tener relaciones sexuales en cualquier espacio de la casa o en el hotel, existe cierto porcentaje que practica sexo al aire libre, ya sea en estacionamientos, parques, automóviles; o bien, en lugares públicos como súper mercados, autobuses o metro, salas de cine y teatro, entre otros.

Sexo al aire libre

A todas las actividades sexuales efectuadas al aire libre se les conoce como dogging, modalidad que engloba al exhibiocionismo, voyeurismo y swinging, además del empleo de nuevas tecnologías como dispositivos móviles y computadoras. Así, el dogging es una mezcla de sexo que radica desde dar un show porno en un auto, hasta tener relaciones sexuales sobre la hierba de un parque o deportivo.

dogging

Aunque dicha forma de ejercer la sexualidad ha estado de moda desde el 2000 en Gran Bretaña, se ha extendido (a través de los años) a Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, España (en donde se le conoce como “cancaneo”), Italia, Irlanda, Estados Unidos, Canadá y Brasil.

La historia del dogging

El término “dogging” surge en Gran Bretaña, en la década de los setentas, para describir a los hombres y adolescentes curiosos que sacaban a pasear a su perro y espiaban a las parejas que tenían sexo en automóviles o al aire libre. ¿Cuál es la novedad?

El dogging está compuesto por tres bases:

  • La primera es el sexo al aire libre, cuyo escenario se sitúa en canchas deportivas, alamedas y estacionamientos. Por lo regular, se lleva a cabo dentro o fuera de autos y también se utilizan las mesas de áreas de descanso.
  • La segunda base son el voyeurismo, exhibicionismo y swinging, porque quienes participan en el dogging son exhibicionistas que tienen sexo ante voyeuristas; por ello, los involucrados pueden interactuar a modo de swinger, si existe intercambio de parejas, o de manera individual.
  • La tercera, a través de las nuevas tecnologías, los “dogeers” pueden organizar y/o enterarse de los lugares de encuentro, así como también participar en foros web, o mediante mensajes y videos en celulares.

dogging

Para todos los gustos

Aunque se dice que la ideología del “Dogger” es totalmente abierta; es decir, que no causa ninguna pena a quien lo  practica, existe controversia al ejercer contacto íntimo al aire libre: hay quienes son reservados en su trato con sus semejantes, pero son extrovertidos a la hora de tener sexo. Bien lo dice el refrán: “Las apariencias engañan”.

Los doggers son parejas heterosexuales, deseosas de experiencias fuertes; sus edades oscilan entre los 30 y 50 años, aunque hay un porcentaje de adolescentes y adultos mayores que también gustan de la reciente forma de expresión sexual.

Los voyeuristas, su contraparte, por lo general son hombres maduros, de clase media y muchos de ellos casados que viven de forma normal, independientemente de la particularidad que representa su “hobby”.

Cómo ocurre el dogging

  • El primer contacto se efectúa por medio de los múltiples sitios y foros abiertos de Internet, donde se intercambian fotos, para posteriormente planear las reuniones.
  • Una vez establecidas fecha, hora y lugar, se dan a conocer por e-mail o mensajes de texto los números de teléfonos celulares de los participantes.
  • A través de estos medios, los involucrados comunican los cambios de última hora, intercambian imágenes y confirman el lugar donde tendrá lugar la sesión.
  • En la actualidad ha surgido una variante denominada “dogging virtual”, mediante la cual se establece contacto por medio de teléfonos celulares con cámaras, que hacen partícipes de forma visual las sesiones a personas que físicamente no están en el lugar de los hechos.
  • Este tipo de dogging traspasa fronteras. Por ejemplo, puedes estar practicando dogging en México, mientras que en Alemania o Italia hay personas que te ven. Si bien no es tan recurrente, lo cierto es que es menos riesgoso para el espectador.

Sexo inseguro

La mayoría de los doggers no se conocen hasta que llevan a cabo sus encuentros, en los que, ocasionalmente, hay múltiples participantes, lo cual ha dado como resultado problemas de salud en Gran Bretaña, a tal grado de que se piensa que el auge del dogging es responsable del aumento de enfermedades de transmisión sexual como sífilis, hepatitis, clamidia y VIH. Y es que los involucrados tienen sexo sin protección con nueve o más personas a la semana, esto según un artículo de la BBC de Londres.

Conoce más

– La capital del dogging es Puttenham, una localidad del condado de Surrey, ubicada a una hora de Londres.

– Dogging es el término que hace referencia a la palabra “doggedly” (obstinadamente), y “dog” (perro), por la moda de practicar sexo en la calle cuando se saca a pasear al perro.

Las cifras

– Más de 66 mil usuarios registrados en España tiene un foro de Internet sobre dogging.

– 60% de los parques naturales británicos están afectados por el dogging.

Auto empañado

– Cuando el sexo es practicado dentro del automóvil, los doggers tienen sus propios códigos de señales, los cuales determinan la forma de participación de los exhibicionistas: pasiva o activa

– Encender las luces, interiores y/o exteriores de forma intermitente es señal de que son doggers

– Dejar la luz interna encendida significa que desean ser observados

– Dejar entreabierta la ventana, quiere decir que está permitido mirar, e incluso, tocar

– Al abrir las puertas del coche, se invita a participar

Recuadro 3

Sobre el auto

Carretilla: Ella apoya su cuerpo (a la altura del pecho) sobre el cofre; él toma sus piernas y la penetra por detrás.

En el cofre: Ella se sienta al borde del cofre, apoyando sus pies en la defensa, mientras él se coloca entre sus piernas para penetrarla.

Ahorcadas: La misma posición, pero ella deberá colocar sus piernas alrededor de la cintura de él.

En cuatro: Ella se sube sobre el cofre a gatas, apoyando el pecho encima del cristal delantero y el techo (posición de perrito); detrás de ella, él se arrodilla sobre el cofre.

También lee: Sexo mañanero: 5 razones por las que es más placentero y hot hacerlo al despertar

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS: