fbpx
cardio fuerza entrenamiento

¿Cardio o fuerza? Qué debes hacer primero según tu objetivo al entrenar

¿Qué hacer primero en tu rutina según tus necesidades? Aquí algunas respuestas
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una pregunta forzada cuando se empieza con una nueva rutina de entrenamiento ¿enfocarse en más en el cardio o en la fuerza? La respuesta corta es que depende de los objetivos a los que se intenta llegar al final del día.

Ambos entrenamientos tienen sus beneficios, mientras uno ayuda a la explosividad y la fortaleza de los músculos, la otra se enfoca en mejorar el ritmo cardiaco y la ingesta de oxígeno.

cardio fuerza entrenamiento

Si se busca perder peso

De acuerdo con el ex atleta especializado en canotaje, Herwig Natmessnig, es recomendable primero hacer los ejercicios de fuerza antes de salir a correr para vaciar las reservas de carbohidratos. La clave para disminuir unas tallas es un balance energético negativo: si quemas más calorías de las que consumes, perderás peso.

Si se busca mejorar la fuerza y aumentar músculo

Lo primero en enfocarse en el entrenamiento de fuerza, ya que con el cardio el músculo puede cansarse más de lo que es necesario y el rendimiento no será el mismo, ¿por qué? luego de correr, hacer bicicleta u otro ejercicio aeróbico, el cuerpo ya habrá agotado sus reservas de energía rápida durante el tiempo del ejercicio aeróbico y no podrá recuperarlo para el entrenamiento de fuerza.

cardio fuerza entrenamiento

Si se busca mejorar la resistencia

En este caso es al revés, salir a correr es lo más recomendable antes de poder iniciar un entrenamiento basado en fuerza, ya que para la resistencia es más recomendable tener los músculos descansados y sin dolor, ya que para empezar es un distractor y luego puede interferir cuando se tratan de sesiones de entrenamiento largas con rutas intensas o de alto kilometraje.

cardio fuerza entrenamiento

Alimentación durante el entrenamiento

Recuerda que también es importante la alimentación, ya que los ejercicios enfocados en fuerza o resistencia piden diferentes tipos de nutrientes, desde proteínas, hasta carbohidratos, y una mala dieta puede caer en un entrenamiento poco efectivo e incluso puede ser peligroso ya que puede causar una lesión o un desmayo a la mitad del entrenamiento.

Te puede interesar: Los 9 mitos más famosos sobre el ejercicio que debes dejar de creer 

Por eso es necesario tener en mente cuál es el objetivo principal que se quiere lograr y expresarlo con los entrenadores y nutriólogos para poder desarrollar una rutina y dieta que te permita alcanzar los objetivos deseados, sin embargo, no dejes de hacer una por intentar alcanzar la otra: un óptimo rendimiento depende del entrenamiento de resistencia y fuerza.

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: