fbpx

Por qué no debes usar enjuague bucal después de hacer ejercicio

Aunque el enjuague bucal sea recomendado por dentistas, es mejor que lo evites cuando terminas de hacer ejercicio si quieres disfrutar de todos sus beneficios
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Existe un método natural, gratuito, sin efectos secundarios y sencillo para reducir la presión arterial que se encuentra al alcance de todos: hacer ejercicio regularmente.

Como cualquier otro músculo del cuerpo humano, el corazón se fortalece mientras más se ejercita. Un corazón fuerte es capaz de bombear la sangre reduciendo el esfuerzo para hacerlo, lo que se traduce en una presión arterial más baja y la mejor manera para es realizar rutinas de cardio sencillas y aumentar la exigencia conforme las condiciones físicas de la persona.

Te puede interesar: 5 grupos de alimentos para mantener tu corazón sano

No obstante, existe un factor sorpresivo y en apariencia ajeno que a pesar de ser sinónimo de una buena higiene, puede eliminar los beneficios de hacer ejercicio para las personas con hipertensión: utilizar enjuague bucal

enjuague bucal

Un estudio de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido, determinó que usar enjuague bucal después de hacer ejercicio reduce los beneficios de la actividad física en el organismo, especialmente la disminución en la presión arterial.

La investigación se valió de 23 adultos sanos que sirvieron como voluntarios para demostrar si realmente el enjuague interfería con la dilatación de los vasos sanguíneos que ocurre cuando hacemos ejercicio y permanece por horas, aún después de finalizar la actividad física. A los participantes se les pidió que corrieran durante media hora y que al terminar, usaran enjuague bucal como si acabaran de lavar sus dientes.

El grupo fue dividido en dos: quienes en realidad tomaron un colutorio y a quienes les fue administrado un jarabe con sabor a menta sin clorhexidina, el bactericida y compuesto activo de los enjuagues bucales. La presión arterial de los participantes fue monitoreada antes, durante y después del ejercicio.

enjuague bucal

Mientras que en el primer grupo (que tomó enjuague bucal) la presión arterial mostró una reducción de menos de 2 mmHg, el grupo que tomó un placebo sabor menta experimentó un descenso de hasta 5.2 mmHg.

También te va a interesar: Presión baja, uno de los factores de riesgo para sufrir demencia

Por lo tanto, el estudio demostró que la clorhexidina puede interferir con el proceso químico que provoca que las bacterias interactúen con el nitrato, un compuesto que a su vez provoca un descenso en la presión arterial tras la actividad física. 

Ahora ya lo sabes: si quieres aprovechar todos los beneficios del ejercicio, evita utilizar enjuague bucal después de practicar cualquier deporte, pues las bacterias benéficas de tu boca y saliva forman parte de un intrincado proceso que provoca una disminución de tu presión arterial y cuyos efectos a largo plazo pueden evitar accidentes cerebrovasculares o infartos al miocardio.

También lee: 6 formas naturales de reducir la presión arterial según la Universidad de Harvard

Alejandro López

Alejandro López

ARTÍCULOS RELACIONADOS: