Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en twitter
Compartir en google
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en google
Compartir en linkedin
Compartir en email
ejercicio-cancer
ejercicio-cancer

Hacer ejercicio reduce la probabilidad de tener siete tipos de cáncer

Una investigación reveló que a los cientos de beneficios de hacer ejercicio se suma uno muy poderoso: reducir las posibilidades de padecer algunos de los tipos de cáncer más comunes.

Está comprobado que hacer ejercicio brinda muchos beneficios a tu salud, no solo física, también mental. Distintos estudios han determinado que entre más ejercicio hagas, se reduce la probabilidad de desarrollar siete tipos de cáncer.

Porqué una bicicleta eléctrica puede ser mejor que una tradicional

“Descubrimos que la cantidad recomendada de actividad física se asociaba de hecho con un riesgo significativamente menor de cáncer de mama, colon, endometrio, riñón, hígado, mieloma y linfoma no Hodgkin”, afirmó el investigador principal de la US National Institute of Cancer, Charles Matthews.

Se recomiendan de tres a cinco horas de actividad moderada a la semana, o de una a tres horas de un entrenamiento exhaustivo.

Específicamente, el riesgo de cáncer de colon en los hombres se redujo de 8% a 14 %; para el cáncer de mama de 6% a 10%; de endometrio de 10% al 18%; de riñón de 11% a 17%; mieloma de 14% a 19%; hígado de 18% a 27%; y linfoma no Hodgkin en mujeres de 11% a 18%.

¿Cómo el ejercicio reduce el riesgo de cáncer?

cáncer

De acuerdo al National Cancer Institute, hacer ejercicio tiene una serie de efectos biológicos en el cuerpo, algunos de los cuales pueden explicar la relación del ejercicio con tipos de cáncer específicos, que incluyen:

Se disminuyen los niveles de hormonas, como la insulina y el estrógeno.

Previene la obesidad, disminuyendo sus efectos nocivos, particularmente el desarrollo de resistencia a la insulina.

Reduce la inflamación

Altera el metabolismo de los ácidos biliares, disminuye la exposición del tracto gastrointestinal a carcinógenos sospechosos.

Reduce la cantidad de tiempo que tarda la comida en viajar a través del sistema digestivo, lo que disminuye la exposición del tracto gastrointestinal a posibles carcinógenos.

Por eso es importante que visites a tu médico y te hagas estudios de rutina, aunque tengas un estilo de vida saludable.

También te puede interesar: Cómo puede ayudarte hacer ejercicio si tienes diabetes, cáncer u otra enfermedad crónica

ARTÍCULOS RELACIONADOS

PUBLICIDAD

LO MÁS NUEVO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

YOUTUBE

ANUNCIO

ANUNCIO

ANUNCIO