fbpx

Cómo funcionan los 5 sentidos durante el sexo

El erotismo se practica a través de todos los sentidos y tanto hombres como mujeres responden a los estímulos de manera distinta
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En el sexo, los 5 sentidos son muy importantes, pues lo que excita a los hombres no es lo mismo que las mujeres. Una vez asentada esta verdad universal, déjame decirte que el fracaso de muchos por lograr que su pareja rompa récords de orgasmos, es que están dejando de lado muchas cosas que podrían ayudarles a despertar en ella ese deseo sexual que, por cierto, no funciona en automático ni es instantáneo.

Esto quiere decir que las mujeres necesitan tiempo para excitarse, cuando menos, media hora de caricias, nos dicen los sexólogos. Para lograr esto, es bueno utilizar a los aliados sexuales más poderosos, los cinco sentidos. Es a través de ellos que entra la información del mundo exterior y, también, los estímulos que desencadenan la respuesta sexual.

Los 5 sentidos y el sexo

Vista

A los hombres les excita ver un cuerpo desnudo, pero a las mujeres es diferente. De hecho, puede no fijarse tanto en esas áreas que tan cuidadosa y esforzadamente trabajas en el gimnasio. Resulta que una de las partes del cuerpo masculino que llama la atención a muchas mujeres y las lanza a sueños eróticos son los glúteos. Así que ya estás trabajándolos en vez de hacer pesas para tener unos bíceps de concurso o un estómago de lavadero.

5 sentidos sexo

Ella se fijará en otras cosas: las manos, por ejemplo, y los ojos; ver en ellos el deseo que sientes por ella es un poderosísimo afrodisíaco. Y, si entramos en terrenos más físicos y menos emocionales, pocas mujeres resisten la imagen de la mano de su hombre masturbándose: la fuerza de la mano estimulando el pene erecto es, curiosamente, una excitante imagen de virilidad.

Olfato

Éste es el sentido sexual por excelencia. Los animales lo utilizan todo el tiempo, no sólo para identificar a los miembros del sexo opuesto, sino para atraer a su pareja y conquistarla. Un hombre o una mujer sexualmente excitados despiden olores específicos, diferentes en cada persona, cuya utilidad primaria es estimular a la pareja.

La nariz, con conexión directa al hipotálamo que regula la respuesta sexual, puede actuar como afrodisíaco, pero también como “enfriador”. Son pocas las mujeres a las que les gusta, por ejemplo, el olor de un cuerpo sin bañarse. Un poco de sudor está bien, pero si notas que la gente se te aparta en la calle, no lo dudes: ella también se apartará.

Tu olor, así como es, resulta atractivo para ella, de otra manera no estaría contigo. Puedes utilizar algún perfume (siempre que a ella le guste, porque si no, vamos para atrás). Y una buena idea, si quieres preparar el ambiente, es poner a quemar varitas de incienso, en especial de sándalo, que no por casualidad es el favorito de los orientales, los amos de las técnicas sexuales.

Gusto

El sentido del gusto aporta lo suyo al sexo, especialmente en los besos donde también entra el tacto. Algunas mujeres se excitan lamiendo la delgada película de sudor que emana de la piel de sus hombres, y muchas más se erotizan con el sabor del semen, sin embargo no es para todas las mujeres.

5 sentidos sexo

Desde luego, pensar en el gusto nos lleva a los sabores, y de ahí a la comida. La cocina afrodisíaca tiene una gran gama de estimulantes de este sentido. El preferido absoluto es el chocolate, y en segundo lugar, las fresas naturales. Así que si lo combinas, y te llevas a la cama un pequeño fondue de chocolate, mojas en él fresas rojas y jugosas, y se las das a probar, estarás provocando que ella produzca endorfinas y, entre ellas, la oxitocina, que es la hormona del deseo sexual.

Oído

Esto va más allá de la música que se escucha cuando se tienen relaciones sexuales, sino lo que más excita a una mujer es la voz del hombre, cuando le habla de pasión al oído dando las frases que ella quiere escuchar.

Tacto

Desde luego, de los 5 sentidos, este es el rey durante el sexo y es uno de los que más estimulan el deseo femenino. El deseo sexual se estimula con caricias, tan suaves como el tacto de una pluma de ave, que pasas lentamente por todo su cuerpo, haciendo que se le ponga la piel de gallina.

5 sentidos sexo

El masaje es otra buena forma de erotizarla: ayúdate con aceite de almendras para que tus dedos resbalen por su piel y le transmitan todo eso que quieres decirle.

Te puede interesar: Qué es el magnetismo sexual y cómo sacarle provecho

Sexo sensorial

Si combinas los estímulos a los 5 sentidos, con las manos, lengua, oído e incluso el pene, despertarás en ella una pasión por el sexo que a lo mejor ni ella ni tú se esperaban. Pero lo más importante es preguntar primero y recuerda que cada mujer es distinta y puede tener sus propios deseos, gustos y disgustos. Así que, mientras estimulas sus sentidos, anímala, con tu voz de terciopelo, a que te diga qué es lo que le da más placer.

Pilar Obón

Pilar Obón

Pilar Obón

Pilar Obón

ARTÍCULOS RELACIONADOS: