fbpx
Prebióticos y probióticos, ¿cuál es la diferencia y cómo funcionan?

Prebióticos y probióticos, ¿cuál es la diferencia y cómo funcionan?

Los probióticos y prebióticos tienen funciones diferentes, pero trabajan en conjunto para prevenir enfermedades físicas y mentales
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en google

Los probióticos y probióticos tienen funciones diferentes, pero que se complementan para cuidar nuestra salud. Los probióticos son bacterias beneficiosas y los prebióticos son el alimento de esas bacterias. Conoce las diferencias entre ambos y la importancia de consumir ambos para mantener un equilibrio.

Probióticos

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud describen los probióticos como microorganismos o bacterias vivos que son beneficiosos para la salud:

  • Ayudan a digerir alimentos
  • Destruyen células que causan enfermedades
  • Producen vitaminas
  • Estimulan la pérdida de peso
  • Fortalecen el sistema inmune
  • Mejora el balance de la microbiota intestinal

Los principales microorganismos son Lactobacillus y Bifidobacterium.

De dónde provienen los probióticos

Si quieres consumir probióticos, los puedes encontrar en alimentos fermentados como:

  • Yogur
  • Queso
  • Kéfir
  • Yakult
  • Kimchi de la soya
  • Suplementos en pastillas
  • Kombucha

Conoce más leyendo: Qué son los probióticos y cómo te ayudan a alcanzar el equilibrio interior

Prebióticos

Los prebióticos son sustancias que provienen de los carbohidratos como la fibra, y que el organismo no puede digerir. Debido a esto, promueven el crecimiento de microorganismos dañinos.

Los probióticos se alimentan de los prebióticos aumentan la cantidad de bacterias buenas.

De dónde provienen los prebióticos

Al ser carbohidratos de los que se nutren las bacterias buenas, los prebióticos saludables que debes consumir son:

  • Raíz de achicoria
  • Cebolla
  • Plátano
  • Espárragos
  • Trigo
  • Ajo
  • Manzana
  • Cacao

Un estudio publicado por Current Pharmaceutical Biotechnology demostró que los probióticos y prebioticos mejoran las funciones mentales. Su ingesta ayuda a tratar la depresión, ansiedad, alzheimer y enfermedades del espectro autista.

Tener un equilibrio en el sistema digestivo con probióticos y prebióticos también ayuda a controlar enfermedades gastrointestinales y respiratorias, como la diarrea y resfriados. Un estudio de Korean Journal of Family Medicines demostró que los probióticos están relacionados con la reducción del riesgo de sufrir resfriado común.

Cuándo tomar suplementos

En muchas ocasiones, se recomienda tomar suplementos de probióticos para mejorar los problemas digestivos, pero en realidad pueden no ser tan beneficiosos. Las cepas que se utilizan en los probióticos no son iguales por lo que los beneficios no serán los mismos.

Puedes leer: 8 suplementos nutrimentales para que los deportistas mejoren su desempeño

Es muy importante acudir con un especialista para que analice tu salud y determinar si eres apto para consumir suplementos, o es preferible adquirirlos de los alimentos fermentados.

Los mismo ocurre con los prebióticos, ya que el desarrollo de sus suplementos está en investigaciones. Los expertos invierten en adquirirlos de los alimentos, pues es muy fácil encontrarlos en frutas y vegetales. 

También te puede interesar:  Nueva terapia odontológica: Probióticos bucales para fortalecer el sistema inmune

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS