fbpx
Cómo conservar las frutas y verduras frescas en casa para prolongar su vida útil

Cómo conservar las frutas y verduras frescas en casa para prolongar su vida útil

Asegúrate de que tus frutas y verduras estén en perfectas condiciones antes de consumirlas, aunque hayan pasado varios días, con estos tips.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en google

Incluir frutas y verduras en tus alimentos es básico para llevar una dieta saludable y garantizar que el cuerpo reciba los nutrimentos esenciales. Sin embargo conservar los vegetales frescos y en buen estado puede resultar algo complicado debido a la temperatura o espacio en el que se almacenan, mientras las consumes. A continuación, compartimos algunos tips para que tus vegetales duren más días en perfectas condiciones y siempre estén listos para comer.

Lava las frutas y verduras

frutas y verduras
Lavar fresas

De acuerdo con la FDA, debes lavar las frutas y verduras con agua directa del grifo; y no es necesario usar jabón. Evita remojarlas porque se pueden contaminar unas con otras. Para garantizar su limpieza, frota la piel y elimina las zonas dañadas. Si es necesario, usa un cepillo.

Refrigera las frutas y verduras

No todas las frutas y verduras requieren estar en refrigeración para conservarse. Las que sí debes guardar en el refrigerador hasta que las consumas son:

Frutas: uvas, frambuesas, higos, fresas, moras, cerezas, manzanas y fruta ya cortada

Verdura: brócoli, vegetales de hoja verde, champiñones, zanahorias, espárragos, cebolla, berro

También puedes optar por congelar algunas frutas como las fresas o moras para preparar smoothies y desayunos deliciosos.

También te puede interesar: 9 Ideas para incluir vegetales en tu dieta de forma práctica y con sabor

Utiliza bolsas de plástico perforadas

Conserva frutas y verduras en bolsas de plástico

Los expertos recomiendan guardar las frutas y verduras en bolsas de plástico con pequeñas perforaciones al meterlas al refrigerador. De esta manera no se queman y se mantienen muy frescas y listas para comer. Te puede gustar: 5 Formas creativas de incluir más verduras en tu dieta

Deja a temperatura ambiente

Así como hay vegetales que necesitan refrigerarse para mantenerse frescos, hay otros que a temperatura ambiente conservan sus propiedades. Por ejemplo: los cítricos como limón, naranja y mandarina; los plátanos, pimientos, papas, jengibre, ajo, melón, sandía y granada.

Sepáralas por maduración

Separa manzanas, peras y duraznos por maduración para conservarlas durante más tiempo

Colocar una fruta madura cerca de otra que no lo está aún, puede acelerar el proceso por el etileno que producen. Asegúrate de colocar en diferentes recipientes las frutas y verduras frescas para que no se dañen.

La calidad de los alimentos es indispensable para garantizar que conserven sus propiedades como vitaminas y minerales. Así que dale los cuidados necesarios a tus vegetales para prolongar su vida útil. Y con ello cuidar tu salud y mantenerte en forma.

Puedes leer: 5 reglas para comer frutas y verduras de forma inteligente y bajar de peso

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS