fbpx

Cada cuánto deberías tener sexo según la ciencia

¿Cuánto sexo es normal tener a la semana? ¿Y al mes? La respuesta puede ser muy distinta de lo que crees...
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La frecuencia del sexo con tu pareja es una cuestión sensible para algunas personas. Especialmente cuando se cree que no se está teniendo lo suficiente, ¿por qué? varios perjuicios y pensamientos sobre esta cuestión han hecho que la sociedad solamente pueda pensar en ello.

frecuencia sexo

La cuestión de la frecuencia del sexo ¿cuántas veces es normal?, a la hora o al minuto, es un motivo constante de preocupación, y no debería de serlo. En realidad es un asunto biológico. Pues los cuerpos cambian, así como los intereses y el líbido, no es lo mismo cuando se tienen 20 años a los 40 o los 70. El mismo organismo será el encargado de dar el momento indicado.

El mito de la virilidad masculina

De cara a esta verdad fisiológica, el reducir el ritmo a deshoras, suele interpretarse como un signo inequívoco de que los hombres están perdiendo virilidad y las mujeres se están volviendo frígidas, o en el mejor de los casos, que ambos están envejeciendo.

El ritmo de la vida sexual y el sexo

Para empezar, las relaciones sexuales no son como las medicinas que tienes que tomar con horario, cada doce horas, durante una semana, o en dosis específicas. El amor debe ser espontáneo y libre; cuando hay deseos, perfecto, pero cuando no, no debería haber motivo de terror.

frecuencia sexo

Hipótesis falsa

Es una realidad que entre toda la información que recibimos sobre sexualidad, hay algunas fuentes que están equivocadas y difunden datos que no son verídicos. Como la de que mientras más se quiera una pareja, más tiene que hacer el amor. Esto es completamente falso. Al principio sí puede parecer una cuestión importante, pero conforme va pasando el tiempo, las relaciones pueden irse espaciando. Y pasan de ser una cuestión de cantidad, a ser una cuestión de calidad.

¿Perdiendo potencia?

Lo cierto es que al inicio, cuando la relación está muy nueva, el enamoramiento y la pasión física están en su punto más alto. Digamos que ambos están de estreno, como niños con juguete nuevo. Conforme pasa el tiempo y las ansias se van calmando, el enamoramiento, que es cuando todo es rosa, se convierte en amor que sabe que no todo es de colores. La relación va tomando su ritmo, el amor se va haciendo más sólido y la pasión baja unos puntos, sin que por eso pierda su encanto.

Dudas que matan

El hecho de dudar sobre la vida sexual en pareja es una señal de que el interés no se ha perdido; al contrario. Precisamente cuando más comienzan a quererse, es cuando dudan si estarán dejando de hacerlo. Precisamente cuando el deseo se ha estabilizado y se ha convertido en algo permanente, es cuando se preguntan si éste ya no existe. Precisamente cuando el amor está más vivo, es cuando entra el terror de si no estará muerto.

frecuencia sexo

Tu ritmo sexual… ¿es el bueno?

La sexualidad no es sólo cuestión de frecuencia. La verdad de las cosas es que no podemos medir el amor que existe entre una pareja basándonos en la periodicidad de sus encuentros sexuales, por la simple y sencilla razón de que el deseo sexual depende de muchísimos otros factores además del emocional.

Te puede interesar: Por qué los hombres y mujeres desean tener sexo en horarios diferentes

Cada pareja termina estableciendo su ritmo, tomando en cuenta en cuenta las circunstancias de su vida diaria, sus propias necesidades sexuales y sus ritmos biológicos. Recuérda: no es cuestión de cantidad, sino de calidad. Es un poco como preguntar cuál es el mejor vino; la respuesta es: “el que a ti te gusta”. ¿No lo crees?

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS: