fbpx

La relación entre el insomnio, el dolor y la salud, un círculo vicioso que no te deja descansar

¿Has pasado una mala noche por el dolor de espalda, cuello u otras articulaciones? Puede que se trate de una espiral de trastornos que impide tu relajación
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Te ha sucedido, es la una de la mañana y estás en cama intentando dormir, escuchas el tic-tac del reloj y nada. Esto aunque no es normal, puede ser una indicación de que el insomnio que estás padeciendo tiene que ver con el dolor que siente tu cuerpo. Esta situación puede deteriorar la salud y calidad de vida de quienes padecen ambos problemas; además de que se pueden volver crónicos si no se busca una solución a tiempo.

De acuerdo con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se estima que hasta el 80% de la población ha sufrido de insomnio transitorio al menos una vez en su vida y el dolor es una de las causas más frecuentes.

 Dolor e insomnio

Al respecto, el Dr. Óscar Sánchez Escandón, Coordinador de la Clínica de Trastornos de Sueño del Centro Médico ABC, explicó:

“Aunque son muchos los factores relacionados a ambos padecimientos, el estrés como expresión de una enfermedad de base, con frecuencia desconocida para los pacientes, es uno de los principales detonantes, tanto del insomnio ocasional como del dolor.”

Asimismo, la mala postura que genera el uso excesivo de celulares, computadoras y tabletas son causas que pueden provocar dolor de espalda, cuello y hombros.

También lee: Por qué no deberías matar a las arañas que encuentras en tu casa

Estos dolores no solo se deben a una mala postura, también pueden estar provocados por nuestras rutinas de ejercicio; desde el área del cuerpo que trabajamos en el gimnasio ese mismo día, hasta la hora en la que nos ejercitamos.

No tener un descanso óptimo durante una sola noche es suficiente para sentir los estragos al día siguiente, además de experimentar un descenso en el rendimiento y hasta un mayor peligro de sufrir un accidente:

“El insomnio ocasiona fatiga y afecta la respuesta sensorial. En consecuencia, disminuye el rendimiento laboral y/o escolar, y aumentan los errores y accidentes en el trabajo; incluso, la capacidad de concentración y atención también disminuyen”, explicó la Dra. Diana de la Orta, psicóloga y terapeuta de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM.

Sueño y salud

Una buena noche de sueño puede ser la diferencia entre estar fresco el día siguiente y sentirse como un “zombie”. De acuerdo con los expertos de la UNAM y la clínica ABC, para una buena calidad de vida se requiere al mínimo 6 horas de sueño diarias.

“Dentro de las consecuencias más importantes del insomnio se asocian al crecimiento del cáncer, neuropatías, presión arterial alta, obesidad y diabetes tipo 2” comentó al respecto el Dr. Óscar Sánchez.

Estas enfermedades se pueden evitar con los tres pilares para una buena salud de acuerdo con la Dra. Diana de la Orta:

  1. Dieta equilibrada
  2. Ejercicio regular
  3. Sueño de buena calidad

Para el primer punto es necesario asistir con un experto en nutrición que te ayude con un plan alimenticio diseñado para tus objetivos. En el caso del ejercicio, los expertos recomiendan que el mejor horario para ejercitarse es en la mañana, con poca luz del sol; sin embargo, de no ser posible a causa del trabajo, también se puede realizar alguna activación física hasta tres horas antes de dormir, de esta manera el cuerpo puede recuperarse. Si buscas mejorar la calidad de tu sueño, consulta con uno de los profesionales expertos en trastornos de esta naturaleza para que te pueda recomendar el mejor tratamiento para tu caso.

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: