fbpx

5 cosas que jamás debes regalar en el intercambio de Navidad

Evítate la pena de que la persona que te tocó en el intercambio le haga mala cara a tu regalo. Te decimos las cosas que jamás debes regalar y por qué
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Con la temporada navideña, llega uno de los mayores retos… comprar los regalos para familiares, amigos, y ese compañero godín al que no soportas que te tocó en el intercambio. Si no quieres quedar mal y ser criticado por todos, te decimos 5 cosas que jamás debes regalar en Navidad:

cosas jamás debes regalar

Calcetines

“¡Wow, unos calcetines!”, dijo nadie en el mundo. Sí, son muy bonitos y un par nuevo nunca está de más, pero no es el regalo más esperado en Navidad. No importa que la persona tenga que seguir usando un calcetín de cada color porque ya no encuentra el par.

Dinero

Por supuesto que a todos nos hace falta, pero un billete rompe la ilusión de recibir una sorpresa. Nadie le hará el feo, pero no es la mejor opción. Mejor inviértelo en algo que de verdad provoque emoción.

cosas jamás debes regalar

Mascotas

Repite conmigo, “Una mascota no es un objeto para regalar”. Son seres que necesitan cuidados y mucho amor. Antes de siquiera pensar en regalarlo, asegúrate de que la persona realmente quiera una y se comprometa a cuidarla bien. Y obvio que no sea alérgico. Si no estás 100% seguro, ¡no lo hagas!

cosas que jamás debes regalar

Lencería o ropa interior

A menos de que sea tu pareja, por nada del mundo se te ocurra regalar algo de lencería o ropa interior. Cada persona tiene gustos diferentes, imagínate que le regalas una tanga y en realidad ama los de abuelita.

cosas que jamás debes regalar

Kit de ejercicio

¡No, no y no! ¿Acaso le estás dando una indirecta de que necesita bajar de peso? Evítate la pena de ofender a alguien y mejor no le regales algo que pueda malinterpretar. Por mucho que bajar de peso sea el propósito de Año Nuevo, nadie quiere unas mancuernas que dejará de usar la primera semana del año.

Recuerda que el gusto se rompe en géneros, y no todos pensamos igual. Por eso si es posible, intenta averiguar qué le gusta a la otra persona. Así evitarás pasar horas quebrándote la cabeza pensando cómo complacerlo. Obvio ten en cuenta que el precio no lo es todo, a veces lo más simple es mejor.

También puedes leer: Las personas que ponen la decoración navideña antes son más felices, según estudio

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: