fbpx

Comer rápido aumenta el riego de padecer diabetes y obesidad

Come lento que nadie te va correteando, además cuidas tu salud y no subes de peso
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

De acuerdo a una nueva investigación publicada en Nutrients, ingerir rápidamente la comida tiene un impacto importante en el aumento de azúcar en la sangre en mujeres sanas. Por lo que al comer rápido, el riesgo de padecer diabetes u obesidad es mayor.

En el estudio participaron 19 mujeres sanas, a quienes les monitorearon la glucosa durante seis días. Cada una de ellas consumió los mismo alimentos, pero a una velocidad diferente. La comida rápida en 10 minutos y la comida lenta en 20 minutos.

 

Los especialistas llegaron a la conclusión de que comer rápido causa diabetes y obesidad, porque las mujeres que tuvieron una alimentación rápida mostraron niveles de glucosa significativamente más altos que las que tuvieron una ingesta lenta.

“Los resultados sugieren que comer rápido está asociado con una excursión glucémica más alta en mujeres sanas”, explicaron los especialistas.

Otro estudio publicado en Journal of the American Heart Association, reveló que comer rápido provoca que las personas no se sientan satisfechas y coman en exceso. “Comer rápido provoca una mayor fluctuación de la glucosa, lo que puede provocar resistencia a la insulina”, detalló el Dr. Takayuki Yamaji.

Comer lento previene  enfermedades cardiacas

La investigación del Dr. Yamaji también demostró que masticar la comida lentamente reduce las posibilidades de desarrollar síndrome metabólico, que es grupo de factores de riesgo que se presentan al mismo tiempo como:

  • Presión arterial alta
  • Altos niveles de azúcar en ayunas
  • Bajos niveles de colesterol

Comer lento evita que esos factores se presenten al mismo tiempo, y desencadenen enfermedades cardiacas, cerebrovasculares y diabetes. Conoce más en: Enfermedades cardiovasculares, cuáles son y cómo identificarlas

“Comer más lentamente puede ser un cambio de estilo de vida crucial para ayudar a prevenir el síndrome metabólico”, dice el autor del estudio, el cardiólogo Takayuki Yamaji.

Como diría tu abuelita “come tranquilo porque nadie te va correteando”, además cuidas tu salud, no subes de peso, y saboreas mejor la comida.

También te puede interesar: Cómo saber la ración exacta de tus alimentos y comer solo lo que necesitas

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: