fbpx

Por qué la ropa que usas en el gimnasio huele tan mal y cómo evitarlo

La ropa con la que haces ejercicio debe recibir un tratamiento especial para evitar que el mal olor penetre en ella para siempre. Aprende qué hacer al respecto
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Alguna vez has ido al gimnasio y pasado a un lado de una persona que huele mal? A veces ese olor se impregna en la ropa y no es porque la persona no conozca sobre higiene o no la lave después de usarla. Resulta que muchas veces el olor se queda impregnado en las telas, sobre todo en fibras sintéticas, no importa cuántos ciclos de lavado tenga. Lo mismo pasa con tu ropa, aunque no seas capaz de olerlo.

El olor humano

El cuerpo humano tiene una capacidad de reacción ante el calor, el ejercicio y de vez en cuando el estrés, esto se da a través de la sudoración: las glándulas sudoríparas se encargan de regular la temperatura del cuerpo a través de la exudación de agua por los poros.

Sin embargo, esto no cuenta toda la historia. Como podrás haberte dado cuenta, el sudor de la cara no es el mismo que el de las ingles o axilas. Algunas regiones del cuerpo tienen un olor más fuerte, además de que en los pliegues el sudor suele ser más aceitoso y pesado. Esto tiene una explicación científica, el trabajo lo realizan dos glándulas diferentes, las ecrinas, que se encuentran en todos los poros de la piel y las apocrinas, ubicada en los folículos pilosos, como el cabello.

Sin embargo la sudoración por sí misma no tiene ese olor tan desagradable. Otro factor crucial intervene en este proceso, las bacterias que tenemos naturalmente en el cuerpo que se mezclan con el líquido en la piel y dependiendo de la parte del cuerpo, el olor es diferente, sobre todo si tienes algún padecimiento físico como una infección.

La ropa de gimnasio

Este olor del cuerpo se impregna en la ropa, sin importar cuánto sudes ni de dónde, de ahí la necesidad de lavar la ropa constantemente. A veces la tela puede tener la mayor capacidad de absorber la sudoración dependiendo de la calidad y los materiales de las fibras con las que se realiza la vestimenta.

Te puede interesar: Qué es la Vitamina C y cómo obtenerla para cuidar tu piel

Por ejemplo, el algodón tiene una buena capacidad de absorción de agua y humedad, pero al ser orgánica interactúa con las bacterias del cuerpo, provocando un poderoso cóctel de olores, sobre todo si no se saca a orear antes de lavarla.

Por otro lado, el poliéster utilizado en la ropa dry-fit tiene la capacidad de repeler el sudor expulsado por las glándulas ecrinas, pero las vestimentas de este material puede absorber los olores y por lo mismo, apestar la ropa.

La mejor recomendación es dejar oreando tu ropa de gimnasio antes de meterla a la lavadora y esperar a que seque. Además, es preferible utilizar detergente especializado. Si crees que tu olor no es normal, no está de realizar un examen físico para determinar si existe algún signo de un problema más grande que tal vez no conozcas.

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: