fbpx

Cómo funciona el semáforo COVID–19 que sustituye a la Jornada de sana distancia en México

La epidemia no ha terminado y está en su punto de máxima intensidad en México. Esto es lo que debes saber sobre el nuevo semáforo COVID–19
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El relajamiento de las medidas de sana distancia en los primeros días de junio es una preocupación genuina en México. El aumento de personas en las calles y el transporte público en diversos puntos del país representa un riesgo para la población que podría aumentar los graves efectos de la epidemia. 

Ante tal panorama, Hugo López-Gatell, Subsecretario de Salud y principal portavoz de México durante la epidemia de COVID–19, pidió apoyo a medios de comunicación y público en general para reafirmar que la epidemia aún no se ha terminado, sino todo lo contrario: enfrentamos el punto más alto de su intensidad en el país.

Algunas personas cayeron en la confusión derivada del final de la Jornada Nacional de Sana Distancia el pasado 31 de mayo y consideraron erróneamente que esto significaba el término de la epidemia; sin embargo, es preciso especificar que el término de esta jornada no significa que la epidemia de COVID–19 en México haya terminado.

Semáforo COVID–19: el siguiente paso hacia la ‘nueva normalidad’

semáforo covid–19

La Jornada Nacional de Sana Distancia fue una de las estrategias del gobierno mexicano para llevar a cabo medidas para evitar la propagación de COVID–19. Este programa inició el 23 de marzo y culminó el 30 de mayo; sin embargo, al día siguiente comenzó un sistema de semáforo epidemiológico que indica el estado de la epidemia en cada región y con él, las acciones a seguir para la desescalada que culmine en la reapertura de actividades sociales, educativas y económicas.

¿Cómo funciona el semáforo COVID–19?

semáforo covid–19

El semáforo evalúa la desescalada del aislamiento social según cada actividad en cuatro niveles: máximo de alerta sanitaria, alto, intermedio y cotidiano. Este será el instrumento que utilizará cada estado para informar en qué momento de la epidemia se encuentran y cuáles son las actividades que pueden ir sumándose a las esenciales, las únicas que se desarrollan en el color rojo.

El 1ero de junio, todas las entidades del país excepto Zacatecas iniciaron esta etapa de la ‘nueva normalidad’ en rojo. Cada semana, los estados en conjunto con el Gobierno Federal publicarán el estado del semáforo COVID–19 para cada una de las entidades, incluido un semáforo conjunto que regirá a los 7 estados de la Megalópolis: Ciudad de México, el Estado de México, Hidalgo, Puebla, Morelos, Querétaro y Tlaxcala.

¿Qué significa cada color del semáforo COVID–19?

semáforo covid–19

En el nivel máximo de alerta sanitaria (rojo) que comienza el 1ero de junio, sólo están en operación de las actividades esenciales. Incluye minería, construcción y fabricación de equipo de transporte.

En el nivel alto (naranja) sólo estarán en operación las actividades esenciales y estará reducida la actividad de no esenciales. Involucra un máximo cuidado a los trabajadores vulnerables.

En el nivel intermedio (amarillo), las actividades serán acotadas en el espacio público y se regresa a la actividad económica plena.

En el nivel cotidiano (verde) se lleva a cabo la reanudación de actividades escolares, sociales y de esparcimiento con actividad económica plena.

También lee: Nueva normalidad: el plan de México para salir de la pandemia de COVID–19

La epidemia no ha terminado y está en su punto de máxima intensidad en México

En conferencia de prensa, Hugo López-Gatell reafirmó la necesidad de mantenerse en casa durante los próximos 15 días, especialmente quienes no tienen necesidad alguna de salir a las calles.

“Nos queda muy claro que una proporción de la población está cansada por lo que implica este periodo. Vivir confinados en el domicilio genera estrés, agotamiento, sentimientos diversos que a veces no son positivos para la convivencia cotidiana, pero está presente la necesidad.

Desde el punto de vista del control epidémico, es muy importante mantener (la sana distancia) un poco más, resistir y en la medida de lo posible, no salir a la vía pública para evitar contagiar o ser contagiados, para lograr tener un mejor dominio de la epidemia a lo largo de las siguientes semanas, concretamente hasta el 15 de junio, donde anticipamos que varias de las curvas epidémicas, especialmente la del Valle de México tendrán un declive sostenido que nos permita tener mayor probabilidad de que no se reactive la epidemia”, concluyó.

Ahora lee: Este es el plan con fechas para el regreso a la ‘nueva normalidad’ en la CDMX

Alejandro López

Alejandro López

ARTÍCULOS RELACIONADOS: