fbpx

5 poderosas razones para dejar de fumar definitivamente

Fumar no solamente es un hábito poco saludable, también afecta tu rendimiento físico y puede causar que dejes de hacer ejercicio, al afectar directamente tus funciones respiratorias y cardiovascular.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Por qué dejar de fumar? Cada cigarro entorpece la práctica de cualquier deporte o actividad física, debido a que el consumo de tabaco reduce la capacidad pulmonar y del corazón para bombear sangre oxigenada al organismo, las funciones básicas para hacer ejercicio exitosamente, minando con ello la condición física y el acondicionamiento o entrenamiento que realices.

Capacidad motora

Dado que los pulmones están disminuidos en su capacidad de oxigenación, y por ende, de respiración, la sangre se vuelve más espesa. Correr, saltar, nadar, bajar o subir escaleras es mucho más difícil, al grado de que se convierte en un reto. Lo que hace que los programas de entrenamiento no sean tan efectivos, o no den los resultados esperados.

Capacidad aeróbica

La habilidad de introducir oxígeno y abastecer a las fibras del cuerpo durante el ejercicio es más baja en los fumadores, dado que adquieren una mayor deuda de oxígeno. Por ello requieren utilizar más energía en el proceso de recuperación para poder realizar el ejercicio. Consecuentemente, tardan más en recuperarse.

Capacidad vital

El volumen de aire que se puede inhalar con máximo esfuerzo después de una inspiración profunda, también es significativamente más bajo en los fumadores. Y es que el humo de tabaco genera una especie de depósitos de carbón en los alvéolos pulmonares, por lo que el aire permanece atrapado y dificulta la respiración, otra razón de peso para dejar de fumar.

Te puede interesar: Por qué el vaping te puede causar más daño del que crees

Capacidad sanguínea

En los fumadores, la sangre transporta una carga más pesada de monóxido de carbono, que en los no fumadores, ya que éste se fija con mayor facilidad en la hemoglobina, que es la encargada de transportar el oxígeno a todas las células del organismo.

Capacidad cardiaca

Los fumadores registran un aumento significativo en las pulsaciones. Y por lo tanto, en el ritmo cardíaco después de realizar ejercicios, ya que el tabaco reduce la eficiencia del corazón, obligándolo a bombear cantidades más pequeñas de sangre a un ritmo más acelerado. En tanto que el monóxido de carbono adherido a la hemoglobina y la reducción de oxígeno en la sangre son causa de que los ventrículos se vacíen con mayor lentitud, lo cual puede desencadenar un accidente cardiovascular o cerebro-vascular.

Los costos personales, familiares y sociales por fumar no sólo representan una fuga económica. A nivel poblacional implica un incremento en el número de enfermos, que a su vez provoca ausentismo laboral e incluso, la muerte, como consecuencia, estimándose un impacto económico de casi 45 mil millones de pesos para el Sistema Nacional de Salud, según reporta el Instituto Nacional de Salud Pública.

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: