fbpx

8 malos hábitos que dañan tu corazón y pueden provocarte un infarto

No solo las enfermedades cardiovasculares y el colesterol alto pueden provocar un infarto. Algunas de tus actividades cotidianas te están poniendo en riesgo sin siquiera darte cuenta
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Según la OMS, el 80% de los infartos de miocardio son prevenibles si te vuelves responsable de tu salud. Identifica esos hábitos que debes dejar para evitar dañar tu corazón y sufrir un infarto:

Fumar

El cigarro tiene muchos efectos negativos, como el cáncer, pero también propicia problemas en el corazón porque acelera el ritmo cardíaco y contrae las arterias principales. La nicotina ocasiona daño en la pared interna de las arterias y provoca espasmos en las arterias coronarias. El monóxido de carbono que contiene un cigarrillo disminuye el aporte de oxígeno al miocardio, aumenta el colesterol y la capacidad de formación de coágulos.

Falta de cuidado bucal

Tener alguna enfermedad en las encías aumenta las posibilidades de padecer problemas cardiacos. Algunos expertos creen que las bacterias alojadas en las encías pueden viajar por el torrente sanguíneo, provocando inflamación de los vasos. Aunque no te guste, procura ir al dentista por lo menos cada seis meses.

Consumo elevado de sal

Para mejorar tu salud, evita ponerle sal a todo lo que comes. Este ingrediente promueve la retención de líquidos, por lo que obliga al corazón a trabajar más de lo normal, fatigándolo. Además eleva la presión arterial y ocasiona insuficiencia cardíaca.

Pasar tiempo en el tráfico

¿Qué relación puede existir entre estar atrapado en Periférico y el corazón? El estrés provocado por el ruido y el retraso que genera en tus actividades puede influir en la salud de tu sistema cardiaco. Así que lo recomendable es que salgas con tiempo a tu destino, o aprendas a relajarte con un poco de música y disfrutes del camino.

Horarios de trabajo

Según un estudio de la Western University, trabajar en horario nocturno impacta negativamente el ritmo cardíaco por lo que aumenta el riesgo de sufrir un infarto.

Roncar constantemente

Cuando tu pareja te reclame por no dejarla dormir gracias a tus ronquidos, no te enojes, mejor agradécele porque te puede estar salvando la vida. Ya que este hábito, aunque es inconsciente, puede ser síntoma de problemas en las vías respiratorias. El trastorno está relacionado a presión arterial alta, latidos irregulares e insuficiencia cardíaca.

No dormir bien

Mínimo debes dormir durante seis horas para descansar correctamente, de lo contrario tu presión arteria y colesterol aumentan, y con ellas las posibilidades de subir de peso y desarrollar diabetes, lo que podría desencadenar en un problemas que afectan al corazón. Dormir más de nueve horas también es malo, pues de acuerdo a los especialistas, puedes sufrir un derrame cerebral.

Falta de ejercicio

El sedentarismo aumenta la probabilidad de padecer obesidad o hipertensión. La inactividad física promueve un desequilibrio entre las calorías que consumes y gastas, lo que te predispone a sufrir una cardiopatía o accidente cerebrovascular.

Empieza hoy a cambiar esos hábitos que dañan tu corazón, y empeoran tu calidad de vida. No solo previenes un infarto, también disfrutarás y rendirás más en el día a día.

También te puede interesar: Cómo se deforma el corazón cuando padeces obesidad

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

¿Vives con diabetes? Reduce el riesgo de contagiarte de COVID–19

Los adultos con diabetes fallecidos por COVID-19 en México han mostrado que el virus también ataca agresivamente a menores de 65 años ¿Por qué ocurre? ¿Hay posibilidades de evitarlo? Para contestar estas y otras preguntas entrevistamos a un internista especializado en este trastorno.