fbpx

COVID–19: 5 recomendaciones para cuidarte y cuidar a todos durante la fase 3

Llegó la fase 3 y es el momento de extremar precauciones para evitar que crezca la tasa de contagios. Sigue estas recomendaciones para mantenerte sano y cuidar de los demás
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La epidemia de COVID–19 en México alcanzó la fase 3 esta mañana. Ahora más que nunca, es necesario quedarse en casa en medida de lo posible y mantenerse informado, pero ¿qué hacer si debo salir a la calle o me siento mal? Sigue estas recomendaciones si es tu caso:

Cómo cuidarte del COVID–19 si debes salir a la calle

En primer lugar, es necesario reafirmar que las medidas de aislamiento social se mantienen y refuerzan al máximo ante la llegada de esta fase, que implica un gran número de contagios y hospitalizaciones. Es el momento de máxima transmisión del COVID–19, en el que será más fácil contagiarnos si bajamos la guardia.

Por lo tanto, reducir actividades esenciales al máximo y quedarse en casa es la primera línea de defensa tanto para ti y tu familia, como para toda la comunidad. No obstante, si debes salir al súper, a la farmacia o si tu trabajo te impide quedarte en casa, debes seguir estas indicaciones cada que salgas a la calle:

Lleva un cubrebocas contigo

COVID–19

De preferencia reusable y con dos capas de tela. Evita caer en el error de sentir una falsa sensación de seguridad al portarlo y romper con una sana distancia. Úsalo correctamente, cubriendo desde la barbilla hasta encima del tabique nasal. Una vez que te lo quites, lávalo inmediatamente.

En la red existen tutoriales en YouTube sobre cómo hacer uno con playeras para protegerte parcialmente del COVID–19 y sobre todo, evita comprar cubrebocas de uso médico, especialmente las mascarillas N95.

Lee aquí cómo usar correctamente un cubrebocas y los errores más comunes al hacerlo.

Haz salidas rápidas e individuales

Si tienes que ir por alimentos, medicina, dinero o cualquier traslado necesario, trata de que tu salida sea rápida y no lleves a otra persona contigo. La mayoría de establecimientos únicamente permite entrar a una persona por familia (y esperar afuera es arriesgar a alguien a una exposición al virus sin motivo alguno).

Al llegar a casa

COVID–19

Aunque se tiene la noción de que es necesario cambiarse de ropa por completo y bañarse nada más poner un pie de casa, la realidad es que si mantuviste las medidas de distanciamiento social y saliste al supermercado u otro sitio rápidamente, basta con lavarte las manos perfectamente al volver a casa.

Los estudios del comportamiento de las diminutas gotas que contagian el COVID–19 demuestran que estas partículas no sobreviven más de media hora en el aire. Además, debido a la dinámica de fluidos, las probabilidades de que lleves en tu ropa partículas activas del virus son nulas.

A menos que hayas entrado en contacto muy cercano (menos de 1.5 metros) con alguien que no utilizaba cubrebocas y esa persona tosió, estornudó o habló frente a ti, no es necesario bañarte ni echar tu ropa a lavar al volver a casa. Si es tu caso, entonces lo más conveniente es quitarte los zapatos en la entrada y dejarlos sobre un trapo con un poco de cloro, llevar tu ropa a la lavadora y bañarte antes de entrar en contacto con algún familiar.

Si te sientes mal y crees que tienes COVID–19

¿Ir o no al hospital?

COVID–19

Uno de los principales objetivos para reducir los estragos del COVID–19 es evitar el colapso del sistema de salud y la mejor forma de hacerlo es evitando recibir atención innecesaria y dando prioridad a las personas que enfermen y realmente lo requieran.

La recomendación de la Secretaría de Salud es sencilla: en primer lugar, debes ubicar si tú o tu familia presentan alguno de los factores de riesgo por los cuales una supuesta infección por COVID–19 podría complicarse, como ser mayor de 65 años, estar embarazada, tener enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, cáncer, tabaquismo, EPOC o un sistema inmunodeprimido.

Si alguno de los anteriores es tu caso y presentas síntomas como fiebre y dificultad para respirar, entonces acude a recibir atención médica lo antes posible. 

Si no estás dentro de este grupo y tienes síntomas como dolor de cabeza intenso, dolor muscular o fiebre, debes mantenerte en casa y esperar hasta que te sientas mejor, pues es muy probable que curses la enfermedad sin complicaciones al cabo de 14 días. También puedes llamar al 800 00 44 800 para recibir orientación médica e información gratuita. Sin embargo, si sientes dificultad para respirar, entonces deberás recibir atención médica.

Ahora lee: Qué significa la fase 3 de COVID-19 en México y lo que debes saber

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS: