fbpx

Hidratación: 7 consejos para que jóvenes deportistas mejoren su rendimiento

Mantener una hidratación adecuada antes, durante y después de ejercitarte, mejora considerablemente el rendimiento deportivo y la eficacia del entrenamiento.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ante la nueva normalidad, muchas actividades al aire libre se han restringido. Sin embargo, hidratar a los jóvenes y niños deportistas que  continúan realizando sus entrenamientos desde casa es muy importante para que su rendimiento no se vea afectado. Por eso te decimos 7 consejos de hidratación, que son clave para mantener una buena salud.

1. Crea un plan de alimentación

Acude a un especialista en nutrición deportiva para evaluar las necesidades personales como atleta, a fin de consumir los nutrimentos adecuados que necesita de acuerdo al tipo de actividad física.

2. Ingiere las bebidas adecuadas

 Asegúrate de ingerirlas antes, durante y después de la actividad deportiva para evitar la deshidratación, sin sobre-hidratarte. 

3. Monitorea tu hidratación

Procura beber pequeños tragos en intervalos de aproximadamente de 20 minutos, de manera que asegures el aporte requerido de líquidos, para evitar deshidratarte.

4. Procura intervalos de descanso para hidratarte

Cuando entrenes al aire libre, procura promover descansos en la sombra y aprovechar el momento para consumir líquidos. 

hidratación jóvenes

5. Consume bebidas deportivas

Ya sea en actividades prolongadas o en climas cálidos, la combinación de líquido, sodio y carbohidratos, aunado a su sabor, ayuda a tener una mejor hidratación mientras realizas ejercicio. 

6. Elige tus sabores favoritos

Los sabores en las bebidas deportivas tienen una función primordial para estimular el consumo voluntario de líquido durante la práctica deportiva, lo que te ayuda a hidratarte mejor.

7. Comparte los buenos hábitos

Al entrenar en casa es importante que, como joven, puedas compartir en familia tus rutina, así como el hábito de hidratarte antes, durante y después de realizar ejercicio. Recuerda que una hidratación adecuada apoya tu rendimiento.

“La correcta hidratación durante la práctica de un deporte es un tema complejo que depende de muchos factores, como el clima o el tipo de actividad realizada. De ahí que haya que tener cuidado especial cuando se trate de niños y jóvenes, pues ellos presentan un mayor riesgo de deshidratación y de complicaciones relacionadas con el calor. Además, el rendimiento físico se ve afectado y existe la probabilidad de sufrir lesiones cuando la hidratación no es adecuada”, mencionó Arturo Becerra Gamboa, Asesor en Nutrición Deportiva del Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI)*.

Diferencias entre un niño y un adulto, que influyen en la hidratación

Es muy importante considerar que los líquidos que necesita un niño antes, durante y después del entrenamiento no son los mismos que necesita un adulto, ya que su cuerpo reacciona de forma diferente al ejercicio y clima. Profesionales del deporte han encontrado las siguientes características en niños y jóvenes deportistas:

La tasa de sudoración es menor: los niños producen menos sudor por glándula sudorípara (poro de la piel). Esto les ayuda a proteger el líquido del cuerpo, pero tiene la desventaja de que disminuye su habilidad para regular la temperatura corporal.

Su temperatura es mayor durante el ejercicio: por lo general, los niños gastan más energía que un adulto, por lo que generan más calor a la hora de realizar una actividad.

Tienen una mayor superficie de piel con relación a su peso corporal: ganan mucho más calor en condiciones extremas de calor y lo pierden más en frío extremo.

Su corazón bombea menos sangre: esto implica que fluye menos sangre hacia sus órganos y piel. Toleran menos las actividades más prolongadas.

Se acoplan de forma más lenta al ejercicio en el calor: un niño puede requerir entre 5 y 6 sesiones para alcanzar el mismo grado de aclimatación que un adulto, que la adquiere en 2 ó 3 sesiones, en las mismas condiciones ambientales.

Llegar a la cima será más fácil, si lo hidratas de manera correcta. Hay que crear el hábito en todos los niños y jóvenes para mantener su rendimiento deportivo, y evitar complicaciones relacionadas con la deshidratación. #SigueSudando

También te puede interesar: Dejar a tu hijo frente a la pantalla del celular puede afectar el desarrollo de su cerebro

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: