fbpx

Imaginar es una buena forma de conocernos: “Si lo puedes creer lo puedes crear”

Uno de los grandes errores de los adultos es dejar de lado su imaginación y fantasías. Nunca subestimes el poder de tu creatividad, pues puede abrirte puertas que jamás creíste posibles.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cuando somos adultos aún seguimos soñando despiertos, hay fantasías que suceden  a lo largo de nuestro día, que son interesantes para nosotros y nos mantienen vitales, nos cargan de “frescura” en las rutinas.  Lo que permite que tengamos una personalidad con mayor brillo, un constante sentido de esperanza y búsqueda de lo que nos interesa, mayor posibilidad de profundidad en nuestro estilo personal.

 Los niños al jugar y el artista al lograr su arte, convierten este repertorio de fantasías diurnas y logros de  imaginación más conectados de sí mismos, en realidades que dan experiencias con buenos logros creativos de realización de deseos.

imaginar

¿Te has preguntado qué pasaría si esto que fantaseas en el día sucediera?

Realiza este ejercicio de imaginación y verás qué interesante lo que sucederá.

Piensa en alguna fantasía o imagen mental que has tenido en tu día por ejemplo, fantasear con ir a la playa en las próximas vacaciones, pintarme el cabello color berenjena, Tener una velada especial con mi pareja;  con este ejercicio podremos revisar si es algo realizable o no realizable. 

El solo hecho de detenernos a imaginarlo nos acerca aún más al pensamiento de  ¿qué pasaría si logramos nuestros deseos? lo que puede ayudarnos a concretizar y alcanzarlos. 

imaginar

¿Qué tan creíble te resulta lo que fantaseas y luego imaginar?

Imaginar permitirá diferenciar aquello que no tiene mucho sentido de realización para tu vida, respecto a lo que sí puede ser alcanzable y ahí es donde se  encuentra la riqueza de este ejercicio.

De ser un momento personal fuera de contexto a veces hasta egocéntrico, logras adecuarlo a tus recursos y en relación a tus posibilidades económicas, familiares y personales.

Es creíble y es alcanzable…

Poder discriminar qué de lo que fantaseas tiene que ver con lo que deseas es fundamental para poderlo llevar a cabo. Por eso el imaginarlo es una muy buena forma de conocernos, se liga de modo muy intuitivo a nuestro proyecto de vida y posibilidades reales de desarrollo personal.

imaginar

Para Hanna Segal, especialista en psicoanálisis y psiquiatría, imaginar es un instrumento que nos ayuda a plantear conjeturas que habilitan actitudes que  son motores de desarrollo.

Al imaginar y acceder a lo que es posible expresar, te conectas con inquietudes que han surgido desde tu pasado o deseas en un futuro; al poderlo nombrar “sacar a la luz” podremos pensar y tener mayor claridad de cómo conseguirlo. Así lograremos convincentemente y creativamente la realización de nuestros deseos. Como lo expresa esta frase “Si lo puedes creer lo puedes crear”.

Ahora lee: En qué etapa de tu vida eres más creativo, según la ciencia

Clara Acevedo Ramos

Clara Acevedo Ramos

Maestra en Psicoterapia. Especialista y promotora de la salud mental mediante consulta privada. Es conferencista, expositora y desarrolladora de cursos para adolescentes y adultos. Contacto: clara.estela.acevedo.ramos@gmail.com | WhatsApp: 55 5969 3228

ARTÍCULOS RELACIONADOS: