fbpx

Obesidad en la pandemia: 12 medidas de seguridad que sí funcionan

La obesidad es uno de los principales factores de riesgo de complicaciones por coronavirus. ¿Qué hacer para evitarlos? Una experta responde.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Para ti que vives con miedo de que se te complique la COVID-19 por obesidad, te presentamos las recomendaciones de Verónica Vázquez, Doctora en Sicología Clínica del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

1. Trata tu obesidad en la pandemia con un especialista

Pide a un especialista que te evalúe de forma integral, se comprometa a darte seguimiento y sepa con qué especialista referirte si requieres una orientación más específica en nutrición y sicología. Una buen opción son los médicos que trabajan o trabajaron en clínicas de obesidad.

2. Extrema las medidas sanitarias

Recuerda que aun cuando no se mencione, la obesidad está considerada como enfermedad crónica a nivel mundial. Así que al igual que las personas con diabetes, hipertensión arterial y EPOC, requiere seguir con mayor atención durante el confinamiento, el lavado frecuente de manos, el uso de cubrebocas y el distanciamiento físico social.

Conoce mas leyendo: Los 5 principios básicos para prevenir el covid-19, según el infectólogo Fauci

3. Evita automedicarte

Los fármacos que están autorizados por la Cofrepis para tratar la obesidad son dos: “Orlistat” y “Liraglutida”, y deben ser prescritos por doctores y deben ir acompañados con cambios en el estilo de vida. Los que se venden sin receta, por su parte, pueden generar daños hepáticos, cambios hormonales, sobre estimulación del sistema nervioso e incluso la muerte.

4. Olvídate de las dietas muy restrictivas

Hay quienes recurren a ellas en un intento por bajar rápido de peso. El hipotálamo (glándula que regula el peso) interpreta como un peligro de muerte la pérdida acelerada de kilos y activará mecanismos para conservarlos o recuperarlos rápidamente cuando se abandonan estas dietas (como sucede generalmente por las prohibiciones que tienen).

5.Evita sentirte mal si no bajas mucho de peso

obesidad

Recuerda que en la obesidad en la pandemia también confluyen muchos factores que impiden bajar de peso: cambios hormonales, accidentes que impiden moverse, disminución del gasto energético por envejecimiento y más. Desde que pierdes el 5% de tu peso empiezan a mejorar tus niveles de glucosa, colesterol y presión arterial.

Te puede interesar: Un mal manejo de tus emociones puede provocar obesidad, según especialistas

6. Fortalécete emocionalmente

Es importante poner límites a quienes se burlen de tu peso o te culpen por posibles complicaciones por COVID. La comunicación asertiva y las estrategias de afrontamiento son herramientas muy útiles para ello. Busca algún curso online que las enseñe o adquiere un título de alguna cadena de librería sobre estos temas.

7. Mantén una alimentación balanceada

El plato del buen comer es una buena referencia para hacerlo, porque te muestra los tres principales grupos de alimentos y el porcentaje en que debes comerlos. Si además de ello disminuyes la comida industrializada y aumentas la de origen natural, te harás de una dieta nutritiva y fácil de seguir.

También te interesa: Para qué sirve el plato del buen comer y por qué debes incluirlo en tu dieta

8. Lleva una bitácora de alimentación

Ahí debes anotar no sólo lo que comes, sino como te siente cuando lo haces y el número de veces que te alimentas… Te concientizará más de tu conducta alimentaria y dará datos a tu médico que le ayudaran a ver qué factores de tu tratamiento para tratar la obesidad en la pandemia deben mejorarse.

9. Aumenta tu actividad física diaria

Ejercicio y obesidad

Ponte activo mientras no cuentes con la orientación de un fisioterapeuta que te indique una rutina de ejercitamiento adecuado a tus enfermedades y el sedentarismo. Algunas maneras de hacerlo son: subir las escaleras, caminar dentro de casa, levantarte por lo que necesitas en vez de pedirlo.

10. Rompe el sedentarismo laboral

En caso de que tengas que permanecer mucho tiempo sentado haciendo “home office”, activa tu metabolismo y otras funciones corporales: levántate de tu escritorio cada dos horas para caminar o marchar en el mismo lugar durante 5 a 10 minutos, recomienda la especialista. 

11. Establece conductas medibles, alcanzables y relevantes

Algunos ejercicios para tratar tu obesidad durante la pandemia son: reducir el consumo de refresco a la mitad (y así cada semana hasta eliminarlo), caminar 30 minutos 5 veces por semana, reducir a 2/3 partes la porción de alimentos que consumes y realizar alguna actividad entretenida cuando sientas ansiedad por comer.

12. Pésate regularmente para controlar la obesidad en la pandemia

Aunque el tratamiento de la obesidad no gira únicamente en torno al peso, es importante conocerlo para saber si las medidas que estás implementando en tu vida te están ayudando a reducirlo, o requieres un cambio en ellas y en tu tratamiento para lograrlo y sentirte mejor física y emocionalmente.

Ahora lee: Obesidad y diabetes: la epidemia que dificulta frenar el COVID–19 en México

Olivia Rivas Santana

Olivia Rivas Santana

Comunicóloga con amplia experiencia en temas de salud. Mi mayor interés es facilitar a la gente la comprensión de lo que afecta o beneficia a su estado de salud físico y mental.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: