fbpx

Polvo del Sahara, el fenómeno que podría aumentar la mortalidad de COVID–19

El cielo tomará un color arenoso y turbio el jueves y viernes en el sureste de México, cuando el polvo del Sahara llegue a territorio nacional
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Las nubes con partículas de polvo del Sahara, el desierto más grande del mundo, viajan al final de cada estación del año cruzando el Océano Atlántico, desde África hasta América. Y aunque se trata de un fenómeno natural que mantiene el equilibrio ecológico en el mundo, también puede acarrear complicaciones a la salud en el contexto de la emergencia sanitaria actual.

¿Qué es el polvo del Sahara y cuáles son sus efectos?

Se trata de una nube de partículas junto con aire seco y arena del desierto del Sahara, que cada año viaja hacia el oeste y con ayuda del viento y otros factores atmosféricos, puede llegar al continente americano.

Este fenómeno natural es responsable en buena medida de fertilizar el Amazonas, regular la temperatura del Atlántico e incluso acortar la temporada de huracanes; sin embargo, el polvo del Sahara también trae consigo efectos nocivos a la salud, especialmente en la calidad del aire que se respira en todo el continente americano.

El polvo del Sahara podría aumentar mortalidad por COVID–19

Aunque el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) dio a conocer en un comunicado que la baja cantidad de polvo del Sahara que ingresará a México este jueves 25 y viernes 26 de junio no representa un peligro para la población; en conferencia de prensa, el Subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, explicó que como en cualquier contingencia ambiental por mala calidad del aire, el polvo del Sahara puede resultar especialmente dañino para las personas que sufren de enfermedades pulmonares. 

 

Por lo tanto, su aspiración por una persona con COVID–19 podría aumentar la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus:

“Las partículas tienen un tamaño de entre 2.5 y 10 micras, que son las partículas respirables. Entones efetivamente pueden entrar por nariz y boca al momento de respirar y alojarse en la tráquea, bronquios o llegar incluso hasta los bronquiolos y alveolos en pulmones. Pueden incrementar la mortalidad en general en personas que padecen enfermedades cardiacas y respiratorias crónicas, EPOC, bronquitis, enfisema o asma”.

“Este incremento ha sido descrito en múltiples estudios epidemiológicos en relación con la contaminación ambiental. En síntesis, la recomendación para las personas con enfisema, bronquitis o asma que viven en el sureste es procurar estar en casa con mayor razón, mantener cerradas las ventanas cuando es posible y una baja actividad física a lo largo del día”, afirmó el Subsecretario.

¿A qué regiones de México afectará el polvo?

Debido a la orografía de la República Mexicana, el polvo del Sahara no afectará al centro y norte del país ni al Golfo de California. Según CONAGUA, la mayor concentración de partículas provenientes del desierto impactará en la península de Yucatán, especialmente en Quintana Roo, Campeche y el propio Yucatán, para luego seguir por el Golfo de México y mantener una presencia más baja en Veracruz y Tamaulipas.

El tránsito del polvo del Sahara se mantendrá por un par de días, provocando una disminución en la visibilidad y un tono ocre en puestas y salidas del sol. No obstante, a partir de la noche del viernes 26 de junio, las densas nubes continuarán hacia el sur de los Estados Unidos y la concentración de partículas en México volverá a la normalidad.

Ahora lee: Síntomas de COVID–19: cómo diferenciar rinitis, sinusitis, influenza o asma del coronavirus

Alejandro López

Alejandro López

ARTÍCULOS RELACIONADOS: