fbpx

Pene con circuncisión: los riesgos y beneficios para tu vida sexual

¿En realidad influye en tu actividad sexual? Conoce todo acerca de la circuncisión y su recuperación
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La circuncisión es el procedimiento quirúrgico para extirpar la piel que cubre la punta del pene. Aunque es común que se realice a los niños recién nacidos, también se puede aplicar a adultos que deseen hacerlo. Existen muchos tabúes sobre un pene circuncidado. Para que tengas tu propia opinión, te decimos los riesgos y beneficios de la circuncisión.

Beneficios

  • Un pene con circuncisión no requiere higiene adicional, como en el caso de uno sin circuncisión que debe limpiarse debajo de la piel para eliminar bacterias y células muertas
  • Disminuye el riesgo de infecciones en el tracto urinario, que posteriormente pueden causar problemas en el riñón
  • Reduce el riesgo de enfermedades de transmisión sexual, como VIH. De acuerdo a un estudio, la superficie interna del prepucio contiene células de Langerhans con receptores de VIH, por lo que al retirar la ese tejido, se reduce la posibilidad de que entre el virus en el pene
  • Disminuye las posibilidades de desarrollar cáncer de pene
  • La circuncisión no afecta tu desempeño sexual, ni el placer de tu pareja
  • Lee también: Cuáles son los accidentes sexuales más comunes y cómo prevenirlos

Contras de un pene con circuncisión

Un estudio publicado en el International Journal of Epidemology determinó que los hombres con circuncisión presentan algunos problemas para tener orgasmos. Esto podría ser causado porque, de acuerdo a otra investigación, la piel que se retira del pene es una parte muy sensible para la estimulación sexual.

  • Al tener la circuncisión puede que necesites lubricación extra al momento de tener relaciones sexuales
  • Si tienes problemas de coagulación, la circuncisión es un problema
  • El prepucio restante podría adherirse de nuevo a la piel y requerir otra intervención quirúrgica

También te puede interesar: ¿El tamaño importa? Conoce la longitud promedio del pene, según estudios

La recuperación

Después de someterte a esta cirugía, necesitarás reposo durante mínimo 10 días para recuperarte.

Los primeros tres o cuatro días no serán lo más cómodos; sufrirás dolor e inflamación alrededor del pene.

Lo recomendable es que no tengas sexo, por lo menos cuatro semanas, después de la operación.

Para evitar que se te pegue la ropa interior y te genere incomodidad, puedes aplicar un poco de vaselina en la cabeza del pene.También te puede interesar: Vasectomía: por qué debes de dejar de temerle a este método anticonceptivo

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: