fbpx

Por qué tener sexo con tu ex es una mala idea según la psicología

¿Te hacen daño los encuentros sexuales con la persona que acabas de terminar? La psicología responde...
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Lo hemos visto antes en diferentes medios, ya sean comedias románticas o series de televisión, el sexo con tu ex es el mejor: a primera vista, parece que no hay nada que perder y es una experiencia catártica entre dos personas; sin embargo, en la vida real, la psicología de las personas es muy distinta de lo que enseña la cultura pop.

¿Por qué? La mayor parte del tiempo, las parejas que están a punto de terminar comienzan a tener sexo con la esperanza de arreglar lo que se averió en la relación, pero lejos de rescatar lo suyo, esto causa que el acto sea más confuso y lleva a los involucrados a creer que es lo mejor, pero no es así. De acuerdo con la terapeuta sexual Holly Richmond, el sexo con tu ex no puede salvar lo que tenían:

“Tener sexo una última vez puede ser para celebrar todo lo bueno que hubo en la relación, las que generalmente terminan por razones emocionales y no sexuales, lo que significa que es la última conexión a algo que realmente era asombroso por el periodo del tiempo que tuvieron juntos” explica Holly Richmond para Health.com.

Si los involucrados en la relación entienden las razones de la separación (cambios geográficos, razones irreconciliables) entonces el sexo puede ser puramente por la reconexión: sin embargo, si uno no quiere que se termine, entonces lo considerará como parte de una negociación tipo “¿realmente quieres dejar esto que tenemos?” y es aquí cuando la situación se complica.

¿Cómo afecta emocionalmente?

Si una de las dos personas aún no está lista para terminar la relación, entonces el sexo de “despedida” puede alargar sus altibajos emocionales y llegar a convertirse en un obstáculo para decir adiós definitivamente.

Incluso después del acto, por más bien que se sienta, es necesario egresar a la realidad, vestirse y enfrentar el hecho que están separados. Este contraste puede provocar sentimientos de confusión e incluso vergüenza.

¿Es bueno tener sexo de despedida?

Las relaciones que terminan en un entendimiento mutuo sobre el porqué el futuro de la relación ya no es posible, pueden tener “un hermoso final” explica Holly Richmond, “en casos en los que las parejas realmente entienden porqué sucede, el sexo de despedida puede ser una gran idea”.

Sin embargo, afirmar un “quiero que regresemos” después del sexo es una mala idea. Lo mejor es aceptar que la relación acabó y tratar de mitigar el dolor con encuentros sexuales puede alargar el proceso de duelo y superación que está comenzando. Cerrar el ciclo definitivamente consiste en dejar la relación atrás y poner tus necesidades como prioridad. No es fácil y muchas veces será doloroso, pero es mejor que estar colgado a una relación que ya no existe.

Fuente: Health.com

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: