fbpx

Sólo existe un tipo de orgasmo femenino y este es el camino correcto para lograrlo

Olvídate de la penetración. Hay otras técnicas que te ayudarán a llegar al clímax
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Solo el 20% de los orgasmos femeninos ocurren gracias a la penetración, según un estudio publicado en en el Journal of Sex & Marital Therapy. Esto se debe a que el secreto del placer está en el pene femenino o clítoris, no en la penetración vaginal.

orgasmo femenino

“El término anatómico correcto para describir los tejidos eréctiles responsables del orgasmo femenino es el pene femenino”, de acuerdo a Vincenzo y Giulia Puppo, sexólogos italianos.

El clítoris es un órgano externo, no tiene soporte embriológico, anatómico y fisiológico, por lo que no tiene relación con el interior de la vagina:

“El clítoris es el homólogo del glande y los cuerpos cavernosos del hombre. Los bulbos vestibulares causan contracciones orgásmicas “vaginales”, a través de la contracción rítmica de los músculos bulbocavernosos. Debido a la congestión de sangre durante la excitación sexual, los labios menores se vuelven rígidos, se duplican o se triplican en grosor. El cuerpo esponjoso de la uretra femenina se congestiona durante la excitación sexual”, aseguran los expertos.

¿Existe el orgasmo vaginal?

La respuesta es no. De hecho si la disfunción sexual femenina existe es porque se basa en el orgasmo vaginal. Las confusiones son comunes y se puede llegar a pensar que se trata de un orgasmo vaginal, pero en realidad el orgasmo se logra gracias a que durante la penetración, se logra estimular órganos eréctiles circundantes.

orgasmo femenino

¿Cómo lograr el orgasmo femenino?

El orgasmo femenino es posible si los órganos eréctiles femeninos (pene femenino o clítoris) se estimulan durante la masturbación, el cunnilingus o la penetración, siempre y cuando el clítoris sea estimulado con los dedos.

Es decir, puede haber penetración; sin embargo en la mayoría de los casos eso no será suficiente, pues es necesario que el clítoris sea estimulado a la vez, debido a que la vagina no es una zona sensible para llegar al clímax:

“Fisiológicamente, todos los orgasmos femeninos siguen los mismos patrones de respuesta sin importar cuál es el origen de tal estimulación sexual. Un orgasmo que viene de frotar el clítoris no puede distinguirse físicamente de uno producido durante la penetración (y estimulación del pene femenino)”.

Ahora que sabes el secreto, es momento de disfrutar.

También te puede interesar: Qué es el succionador de clítoris, el juguete sexual más vendido del año

Araceli Arana

Araceli Arana

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: