fbpx

Indice de grasa corporal: qué es y cómo medir el tuyo

Conocer tu índice de grasa corporal te sirve para monitorear tu salud y saber si estás en riesgo de padecer complicaciones asociadas al sobrepeso.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El índice de grasa corporal te sirve para conocer tu peso con exactitud y saber si estás es riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Es útil también para medir tus progresos cuando sigues un programa de alimentación y ejercicio, ya que conocer tu índice de grasa corporal no sólo implica cuánto peso pierdes o aumentas, sino de conocer con exactitud qué tanto de ese peso es de grasa o corresponde a músculo.

Conoce tu índice de grasa corporal

Báscula

El Índice de Masa Corporal (IMC) es un valor obtenido mediante una fórmula que relaciona el peso y la estatura de una persona y se refiere a la cantidad de grasa que tiene tu cuerpo. Se considera que un IMC de menos de 24 es saludable, mientras que uno de 25 a 27 es sobrepeso y uno superior a 28, se trata de obesidad.

Para obtener tu Índice de Masa Corporal, divide tu  peso en kilogramos, entre la estatura en metros, elevada al cuadrado. Y aunque es un indicador ligeramente mejor que el simple peso, en relación al grado de sobrepeso, resulta poco útil en deportistas porque no toma en cuenta la composición corporal.

Lo que realmente importa es conocer tu porcentaje real de grasa corporal, dado que hay personas que aunque se vean delgadas, tienen problemas de colesterol y triglicéridos, debido a que su porcentaje de grasa corporal es elevado. En el extremo opuesto, está el caso de personas atléticas. Por  ejemplo: un jugador profesional de futbol americano, que aparentemente tiene 10 kilogramos de más, cuando en realidad su porcentaje de grasa es muy bajo y goza de excelente salud.

Cuánta grasa es normal

Masa corporal

Los parámetros normales que miden el índice de grasa para los hombres adultos fluctúan entre el 12 y 15% de su peso corporal. En  atletas, hay casos en los que a estas cifras se les clasifica como indicadores de sobrepeso debido a una excesiva masa muscular más que la adiposa.

El índice de grasa corporal apropiada para una mujer adulta fluctúa entre 20 y 25% de su peso corporal, y casi el 12% representa la grasa esencial. Las mujeres que presentan un porcentaje muy bajo en su masa grasa (causada por ejercicio excesivo o algún desorden alimenticio) pueden tener problemas en su sistema reproductivo, asociados con la baja producción de estrógenos, que a su vez  incrementa el riesgo de padecer osteoporosis y por lo tanto, fracturas.

También lee: 7 razones por las que estás subiendo de peso y no tienen que ver  con la comida

Cómo medir la grasa corporal

La medición de la grasa subcutánea o pliegue adiposo constituye un medio para valorar la cantidad de grasa corporal que tiene un individuo. Los sitios cutáneos identificados como más indicativos de la adiposidad del cuerpo son sobre el tríceps y el bíceps, por debajo de la escápula (abajo del omóplato), por encima de la cresta iliaca y en la parte superior del muslo. Hay varios métodos, que son:

 Métodos de laboratorio. Son poco accesibles para la práctica común, pero se toman como referencia y con base a éstos se ha podido clasificar la precisión de los demás.

Métodos clínicos. Son el peso y la talla, siendo estos los más utilizados gracias a su amplia disponibilidad de equipo, la facilidad y precisión de su ejecución, además de que los pacientes aceptan su aplicación fácilmente.

Índice de Masa Corporal. (IMC) o Índice de Quetelet. Su objetivo encontrar la correlación máxima con la grasa corporal y mínima de la estatura.

Circunferencias. Se mide la relación cintura/cadera (ICC) y se propone como una medición de alteraciones secundarias a la obesidad. Un ICC mayor a 1.0 para hombres y 0.8 para mujeres, representa un riesgo para presentar enfermedades cardiovasculares.

Pliegues cutáneos. Consiste en mediciones individuales que se realizan y se comparan con tablas de referencia, como sumatorias o bien mediante el uso de ecuaciones para el cálculo de la grasa corporal.

Impedancia bioeléctrica. Mediante esta técnica se mide la resistencia corporal total (impedancia), es decir, la oposición de los tejidos corporales al paso de una pequeña corriente alterna. El nivel de impedancia detectado, ajustado a peso, talla, edad y sexo proporciona el porcentaje de grasa corporal y la masa grasa. Si se usa un lipómetro portátil sólo hay que introducir algunos datos y al tomar el aparato con ambas manos esa ligera corriente pasa por todo el cuerpo y regresa para dar el resultado.

Báscula conocida como Tanita. Es más sencilla de usar ya que sólo hay que introducir algunos datos y subirte en ella para obtener una lectura precisa. Sus ventajas son que dan el resultado de forma inmediata y son fáciles de usar.

La mejor manera de mantener o lograr una composición corporal óptima, que permita tener un cuerpo musculoso y definido, es combinando un programa de entrenamiento que incluya trabajo de fuerza y ejercicio cardiovascular, un plan de alimentación adecuado a las necesidades personales y una suplementación que apoye la nutrición y el entrenamiento.

 

 

TAMBIÉN LEE:

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS: