Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en twitter
Compartir en google
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en google
Compartir en linkedin
Compartir en email
Qué son los ejercicios de Kegel y cómo te ayudan a mejorar tus orgasmos
Qué son los ejercicios de Kegel y cómo te ayudan a mejorar tus orgasmos

Qué son los ejercicios de Kegel y cómo te ayudan a mejorar tus orgasmos

¿Sabías que 6 de cada 10 mujeres han fingido un orgasmo? ¡No seas una de ellas! Prepárate para disfrutar de los mejores orgasmos y mejorar tu vida sexual con los ejercicios de Kegel.

Los Kegels son ejercicios que te ayudan a fortalecer el suelo pélvico, la región anatómica que se encuentra justo debajo de la pelvis. Está compuesto por músculos cuya función es sostener órganos como la vejiga, útero, recto y vagina. Con la edad y embarazos, estos órganos van debilitándose, por eso la importancia de ejercitar el suelo pélvico con ejercicios de Kegel.

Beneficios

Ayudan a prevenir la incontinencia urinaria, facilitan el parto y el más importante y por el que llegaste aquí: mejoran el placer sexual. Al hacer los Kegels, tonificas y aprendes a identificar cuándo, cómo y dónde apretar al momento de tener sexo con tu pareja, por lo tanto, el orgasmo estará garantizado. Si todavía no los practicas, es momento de empezar.

También lee: Alineación coital: la técnica para alcanzar el orgasmo femenino en pareja

Cómo hacer los ejercicios de Kegel

Existen diferentes tipos de ejercicios de Kegel, pero básicamente puedes realizar dos tipos de contracciones: rápidas y lentas. Lo ideal es los realices 10 veces a lo largo del día.

Rápidas: Contrae y sube los músculos del sueño pélvico rápidamente y con fuerza. Repite 10 veces.

Lentas: Contrae con fuerza y aguanta por 5 durante cinco segundos, después relaja y vuelve a contraer. Entre más tiempo resistas es mejor. haz 10 repeticiones.

Lo increíble de este ejercicio es que lo puedes realizar en cualquier lugar, ya que existen diferentes posiciones para practicarlos y es imposible que se den cuenta de que los estás haciendo.

Si estás en la oficina, puedes hacer los ejercicios de Kegel sentada en una silla. Desde la comodidad de tu cama, acostada boca arriba con las rodillas dobladas. Si quieres un poco más de dificultad, de cuclillas es la opción, o de rodillas apoyándote con las manos.

Puedes leer: Orgasmo femenino: 5 cosas que un hombre debe saber

Debes tener en cuenta que no debes mover ningún otro músculo al momento de hacer los Kegels, solo enfocarte en el suelo pélvico. No es fácil, pero tampoco imposible, solo es cuestión de práctica.

Te puede interesar: Orgasmo femenino: 5 cosas que un hombre debe saber

ARTÍCULOS RELACIONADOS

PUBLICIDAD

LO MÁS NUEVO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

American Health&Fitness Circle Logo-min
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en linkedin
Compartir en email

ANUNCIO

YOUTUBE

ANUNCIO

ANUNCIO

ANUNCIO