fbpx

Sin globos, por favor: conoce el daño que causan al ambiente

Aunque los globos sirven para decorar y como un detalle en eventos especiales, sus componentes resultan mortíferos para algunos seres vivos. Conoce algunas razones de peso para dejarlos de lado en tu próximo festejo
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Sabías que los globos de helio que sueltas terminan en el mar? ¡Así es! Son uno de los principales contaminantes de los océanos, provocando mucho daño al ambiente.

Un globo de helio puede subir hasta 10 kilómetros de altura y recorrer hasta 3 mil 000 kilómetros de distancia durante 24 horas aproximadamente. Considerando que el 70% del planeta es agua, suponemos que puedes adivinar en dónde es más probable que termine.

Aunque ya existen globos considerados biodegradables porque son fabricados con savia del árbol de caucho, su descomposición tarda seis meses. Tiempo suficiente para que animales marinos, terrestres y aves puedan ingerirlos y sufrir terribles consecuencias. El problema no solo son los globos de látex, también los metálicos, al estar hechos de polidamida o poliuretano, tardan más en desaparecer.

globos

Existe la posibilidad de que el globo estalle en el aire y caiga en pequeñas partículas a la tierra, o que se desinfle y caiga completo. En ambos casos el daño es igual, las especies marinas como tortugas tienden a confundir las pequeñas partes del globo con alimento por lo que terminan comiéndolo, el plástico logra bloquear su sistema digestivo provocándoles la muerte.

Los globos son considerados el principal mortífero de las aves marinas, de acuerdo a un estudio publicado por la revista Nature.

Por otra parte, uno de los accesorios que acompañan el globo, es el listón o cuerda que normalmente utilizan para sujetarlo, éste termina enredado en las aletas o patas de los animales evitándoles la posibilidad de desenvolverse en su hábitat para buscar alimento, y provocándoles heridas difíciles de sanar.

Ayuda al medio ambiente, sin globos

Es momento de ponerte la camiseta y empezar con pequeños cambios que eviten que tu diversión termine con la vida de los seres marinos.

Si quieres dar un detalle puedes buscar otras alternativas como un chocolate o unas flores. Y si de decoración se trata, puedes recurrir a adornos de papel o hechos de materiales reciclados.

Empieza a inculcarles el respeto por el medio ambiente a los pequeños, y pídeles que dejen a carta a Reyes Magos en el árbol de Navidad, seguro ahí también la podrán leer.

También puedes leer: 7 acciones que podemos realizar frente al cambio climático en la CDMX

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: