fbpx

Por qué la idea de que tu rendimiento depende de tu tipo de cuerpo es un mito

Existen diferentes tipos de cuerpo: endodermo, mesodermo o ectodermo y cada uno con características distintas, pero ¿qué tanto tienen de cierto?
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Seguramente lo has escuchado en Internet, cuando vas al gimnasio, o en voz de algunos doctores. Existen diferentes tipos de cuerpo: endodermo, mesodermo o ectodermo y cada uno con características distintas. Sin embargo, esto solamente es un mito y carece de  fundamentos científicos.

Esta idea tiene un origen un poco complicado. Surgió en 1940 cuando en Estados Unidos existía un fuerte movimiento hacia la eugenesia, pseudociencia que explica cómo la manipulación genética puede ser utilizada para un mejoramiento de la raza humana, justificando el nazismo, el racismo y la solución final.

Cuerpo rendimiento

Lo que ayudó a que el psicólogo norteamericano William Herbert Sheldon tuviera la idea de establecer somatotipos,  un sistema de clasificación de tipos de cuerpo a través de un examen visual de diferentes personas, lo que llevó a la creación de la teoría de la Constitución Psicológica del cuerpo, que ha sido desacreditada en la actualidad.

La creación del mito de los tipos de cuerpo

En 1960 la ciencia desacreditó esa teoría gracias a los avances del conocimiento del cuerpo humano. Hoy sabemos que nuestra constitución física es el resultado de características genéticas diferentes heredadas a lo largo de las generaciones, esto quiere decir que cada uno de nuestros cuerpos es único, así como debería ser el tratamiento del mismo, tanto en nutrición como en rutinas de ejercicio.

Y para tener un completo entendimiento de cómo nuestro cuerpo puede rendir en diferentes deportes, es necesario una medición más completa, como la fuerza en las extremidades, densidad ósea, respiración, entre otras más; no obstante, no se trata de formas que puedan categorizarse científicamente.

El cuerpo y el rendimiento

Cualquier receta medica, plan nutricional o de ejercicio basado en los somatotipos de William Hebert Sheldon puede causar más daño que un beneficio particular, especialmente si se ignoran los factores físicos, además de los sociales y psicológicos de cada individuo.

Por ejemplo, no es lo mismo una persona de 35 años que vive en la ciudad a una de 25 que vive en el campo, sus características son distintas, incluso si miden y pesan lo mismo. Algunos factores a considerar son:

  • El cuerpo de cada persona es una combinación de somatotipos diferentes, que tienen que ver con múltiples factores como la habilidad de coordinar los músculos del cuerpo.
  • El rendimiento físico tiene que ver completamente con el estado actual del cuerpo y no de los somatotipos.
  • El estado físico tiene que ver con la habilidad de los músculos para realizar una tarea y también depende de cómo se trabaja el cuerpo.
  • El metabolismo es una cosa muy diferente al tipo de cuerpo que da como resultado el diferente tipo de actividad y rendimiento de los músculos.

Te puede interesar: La mejor forma de motivarte para ir al gym según la ciencia

Si quieres hacer ejercicio, no te enfoques en la teoría de los tipos de cuerpo. Lo mejor que puedes hacer es tener una buena alimentación, entrenar los músculos que quieres mejorar y dormir lo suficiente, he ahí la auténtica clave para un gran rendimiento deportivo.

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: