fbpx

5 enfermedades mentales que podría tener El Joker

Uno de los personajes más icónicos de los cómics regresa a la pantalla grande, El Joker. ¿Cuáles son las enfermedades mentales que lo llevaron a su locura?
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Uno de los personajes más icónicos de los cómics regresa a la pantalla grande con una nueva historia de sus orígenes, de cómo fue que se perdió en el mundo del crimen y los homicidios; sin embargo, ¿qué es lo que hay más allá de la ficción? ¿cuáles son las enfermedades mentales asociadas con el Joker, el príncipe payaso del crimen?

Es importante conocer las verdaderas consecuencias de las enfermedades mentales, sobre todo considerando que en ocasiones la cultura popular suele hacer un tratamiento a la ligera de ellas, tal ese el caso de Joker y por lo tanto, pueden causar que la gente no solamente se vea reflejada en el personaje, sino que quieran replicar su comportamiento sin entender el por qué de ellas:

“Los peores estereotipos surgen en tales representaciones: individuos con enfermedades mentales que son incompetentes, peligrosos, descuidados e indignos. Estas representaciones sirven para distanciarlos ‘del resto de nosotros’”, dijo Stephen Hinshaw, profesor de psicología en la Universidad de California-Berkeley a US News, hablando sobre las malas representaciones de las enfermedades mentales en los medios.

Las enfermedades mentales caracterizadas con el Joker

Esquizofrenia

Muchos perfiles psicológicos han caracterizado al Joker como un paciente de esquizofrenia. No es la primera vez las enfermedades mentales son mal caracterizadas y representadas en la cultura popular; sin embargo en la realidad este padecimiento es diferente:

De acuerdo con el Instituto de Salud de Estados Unidos, las personas que la padecen pueden escuchar voces que no están allí. Ellos pueden pensar que otras personas quieren hacerles daño. A veces no tiene sentido cuando hablan. Este trastorno hace que sea difícil para ellos mantener un trabajo o cuidar de sí mismos.

enfermedades mentales Joker

Tiene tres síntomas muy característicos:

  • Síntomas psicóticos distorsionan el pensamiento de una persona. Estos incluyen alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen), delirios (creencias que no son ciertas), dificultad para organizar pensamientos y movimientos extraños
  • Síntomas “negativos” hacen que sea difícil mostrar las emociones y tener una conducta normal. Una persona puede parecer deprimida y retraída.
  • Síntomas cognitivos afectan el proceso de pensamiento. Estos incluyen problemas para usar información, la toma de decisiones, y prestar atención.

Trastorno disociativo

Otra enfermedad mental que se cree que el Joker presenta no solamente en la película sino en toda su historia, desde los cómics, el cine y las series animadas. The Mayo Clinic caracteriza a esta enfermedad como un padecimiento que supone una desconexión y falta de continuidad entre pensamientos, recuerdos, entornos, acciones e identidad. Una persona que sufre trastornos disociativos escapa de la realidad de formas involuntarias y poco saludables, lo que causa problemas con el funcionamiento diario.

Trastorno antisocial de la personalidad

Según The Mayo Clinic, las personas que presentan trastorno de personalidad antisocial probablemente no expongan con precisión sus signos y síntomas. Un factor clave en el diagnóstico es el modo en el que la persona afectada se relaciona con los demás. Con la autorización adecuada, los familiares y los amigos pueden ser capaces de proporcionar información útil.

Sin embargo el Joker no entra en esta categoría dentro del espectro de las enfermedades mentales, ya que los sociópatas son capaces de lealtad y demuestran un sentido de moralidad y conciencia, cosa de la que el personaje carece.

enfermedades mentales Joker

Psicosis

La psicosis ocurre cuando una persona pierde contacto con la realidad. La persona puede:

  • Tener falsas creencias acerca de lo que está sucediendo o de quién es (delirios)
  • Ver o escuchar cosas que no existen (alucinaciones)

La psicosis también se puede encontrar en:

  • La mayoría de las personas con esquizofrenia
  • Algunas personas con trastorno bipolar (maníaco-depresivo) o depresión grave
  • Algunos trastornos de la personalidad

Aunque tenga sentido dada la personalidad del Joker, las características de personalidad son más acercadas a la psicopatía.

Psicopatía:

“La psicopatía refleja características y conductas interpersonales que a menudo se basan en la falta de empatía. En los cómics, programas de televisión y películas, el Joker es mucho más parecido a un psicópata y no a un psicótico”, señaló Eric Bender en entrevista con The Huffington Post.

Añadió que la psicopatía es un constructo de la personalidad y no tanto una enfermedad mental.

Te puede interesar: Cómo saber si tienes trastorno bipolar con 4 síntomas

La importancia de lo anterior es comprender las diferencias entre las distintas enfermedades mentales para evitar estigmatizarlas. En caso de presentar cualquier síntoma parecido en ti o un conocido es recomendable visitar a un profesional de la salud para determinar los pasos a seguir de aquí en adelante. Además, resulta imprescindible entender que el Joker es un personaje de ficción y no debe ser concebido como un modelo a seguir.

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS: