fbpx

Cómo saber si tienes trastorno bipolar con 4 síntomas

El trastorno bipolar es completamente distinto a ser una persona voluble que cambia de ánimo con facilidad. Descubre sus síntomas y cómo comenzar a mejorar tu vida si lo tienes
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El trastorno bipolar o depresión maníaca es una enfermedad que afecta a más de 60 millones de personas a lo largo del mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se caracteriza por la alternancia entre episodios maníacos y depresivos separados entre sí por un periodo de estabilidad emocional.

Esta es una enfermedad mal caracterizada por las redes sociales como periodos de felicidad y tristeza repentinas; sin embargo, la realidad es diferente. Los episodios de manía, se presentan como un estado de ánimo exaltado o irritable, hiperactividad, verborrea y autoestima elevada, y por el otro lado, la depresión es un momento de tristeza y desesperanza muy profunda en donde se puede perder el interés o placer por la mayoría de las actividades que se realizan diariamente.

Manía e hipomanía

La manía e hipomanía son dos tipos diferentes de episodios, pero tienen los mismos síntomas: el primero de los dos es más grave y puede causar problemas que interfieran con la estabilidad de relaciones personales, académicas y laborales, además de que puede llevar a una desconexión de la realidad y en ocasiones, puede requerir hospitalización.

Al finalizar uno de estos episodios las personas pueden experimentar un bajón emocional, quedar exhaustas y con problemas para relacionarse afectivamente, incluso legales o económicos.

Síntomas:

Estos cambios en el estado de ánimo pueden afectar el sueño, la energía, el nivel de actividad, el juicio, el comportamiento y la capacidad de pensar con claridad. Existen distintos tipos de trastorno bipolar y relacionados con la manía, hipomanía y depresión, y los síntomas pueden causar cambios en el comportamiento y estado de ánimo.

  • Trastorno bipolar I. Has sufrido al menos un episodio maníaco que puede estar precedido o seguido de un episodio hipomaníaco o un episodio depresivo mayor. En algunos casos, la manía puede provocar una desconexión de la realidad (psicosis).
  • Trastorno bipolar II. Has sufrido, al menos un episodio depresivo mayor y como mínimo, un episodio hipomaníaco, pero nunca tuviste un episodio maníaco.
  • Trastorno ciclotímico. Has tenido durante al menos dos años —o un año en el caso de niños y adolescentes— muchos períodos con síntomas de hipomanía y períodos con síntomas depresivos (aunque menos graves que la depresión mayor).
  • Otros tipos. Estos comprenden, por ejemplo, el trastorno bipolar y los trastornos relacionados inducidos por ciertos medicamentos o bebidas alcohólicas, o debidos a una enfermedad, como la enfermedad de Cushing, la esclerosis múltiple o un accidente cerebrovascular.

Si algunos de estos síntomas te parecen familiares es necesario que consultes a un profesional de la salud mental que pueda ayudar a mejorar tu vida a largo plazo. Recuerda que esta enfermedad es tratable con un diagnóstico acertado y de la mano del apoyo psicosocial correcto.

Lee también: La relación entre las emociones negativas y cómo afectan a tu intestino

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

Salvador Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

5 comidas que creías sanas y tienen tanta azúcar como un refresco

En un intento por consumir comida sana, generalmente las personas buscan platillos “light o bajos en grasa”, bajo la creencia que su consumo les ayudará a mantener el peso, mejorar su salud y seguir una dieta libre de grasas procesadas, causantes de enfermedades cardiacas. Sin embargo, lo que no saben