fbpx

Cómo se deforma el corazón cuando padeces obesidad

Cuidar tu figura implica también cuidar tu salud. La obesidad compromete al corazón y es un factor de riesgo para sufrir enfermedades cardiovasculares
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La obesidad es un padecimiento que no solo afecta la figura y la apariencia física, sino también al corazón, poniendo en riesgo su rendimiento y provocando serias complicaciones de salud. Por lo tanto, cuidar tu figura implica también cuidar tu salud.

El corazón bombea sangre a través de una red de vasos, mientras que la presión de las arterias es la fuerza con que circula la sangre. Cuando la presión aumenta hay hipertensión, que puede afectar la salud cuando el corazón crece, ya que éste trabaja con mayor intensidad.

corazón obesidad

Entre más grande es el corazón, tiene menos capacidad para mantener un flujo sanguíneo adecuado, lo que ocasiona que la persona enferma se sienta débil y cansada, y que no pueda practicar actividades físicas, a causa de que el corazón ha comenzado a fallar ante el esfuerzo.

Corazones en riesgo

Uno de los elementos críticos a la hora de prevenir la hipertensión arterial es controlar el colesterol. Esta condición y la hipercolesterolemia (colesterol alto) están considerados entre los principales factores de riesgo cardiovascular. Los altos niveles de colesterol incrementan el riesgo vascular de quien sufre de hipertensión y peor aún si no hay tratamiento de por medio, pues la insuficiencia cardiaca tiende a seguir empeorando.

corazón obesidad

Evita la obesidad

El sobrepeso no solo es un problema de belleza y salud física. Se trata de un asunto que se refleja en el organismo humano, afectando su rendimiento y desempeño físico. Uno de los órganos más afectados por la obesidad es el corazón, ya que requiere de mayor esfuerzo para desarrollar las actividades diarias.

corazón obesidad

El cuerpo es una suma de músculos y tejidos que se expanden de forma natural, y en la medida que se acumula tejido adiposo o grasa, se liberan hormonas y sustancias productoras de hipertensión arterial y diabetes. Los padecimientos cardiovasculares se ocultan, son silenciosos y muchas veces se diagnostican demasiado tarde. Cabe recordar que se estima que por lo menos 400 millones de personas en todo el mundo padecen hipertensión arterial y colesterol alto.

¿Cómo se previenen los efectos de la obesidad?

Ejercicio

  • Tu corazón es un músculo y por ende, necesita estar activo. Esa es una de las razones por las que el ejercicio es tan importante para estar sano
  • Practica ejercicio moderado durante 20 minutos tres veces por semana. Es más fácil mantener un programa de ejercicio si incluyes una actividad que te guste y que se adapte a su rutina diaria.

Dieta

  • Elimina el peso sobrante. Si estás pasadito de peso, tu hipertensión puede empeorar ya que el organismo se ve obligado a mover más sangre, por lo que el corazón ha de trabajar más
  • Opta por alimentos cocidos o a la plancha, no fritos
  • Evita los aderezos cremosos en las ensalada
  • No comas aperitivos a base de queso
  • Evita el exceso de sal
  • Reduce la grasa de tu dieta, sobretodo las grasas saturadas. Esto facilita la pérdida de peso y ayuda a reducir el colesterol

Te puede interesar: 7 medidas para prevenir las enfermedades del corazón

Con apoyo médico y cuidados adecuados, como practicar ejercicio, seguir una alimentación sana y apoyo farmacológico -si se requiere-, se pueden prevenir las serias complicaciones derivadas de la hipertensión y la hipercolesterolemia.

Redacción American Health&Fitness

Redacción American Health&Fitness

ARTÍCULOS RELACIONADOS: