fbpx

pH Vaginal: qué es y cómo regularlo para evitar infecciones

Conoce los factores que pueden alterarlo y los síntomas de que algo no está bien
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Seguramente has escuchado sobre la importancia de mantener en equilibrio el pH corporal, principalmente el de tu zona íntima. Debes mantenerte al pendiente de tu pH vaginal, ya que si está mal regulado, puede desencadenar una desagradable infección en tu zona íntima.

Qué es el pH vaginal

pH vaginal

En general, el pH es la medida de acidez o alcalinidad de una sustancia en el cuerpo humano. Es el sistema de defensa de los genitales femeninos para protegerse de gérmenes y bacterias externos.

Se mide a través de los fluidos como: sangre, orina, salida, y, en este caso, el flujo vaginal. Un pH neutro es igual a 7, por debajo de 7 es un pH ácido, y arriba de 7 es pH alcalino.

Factores que alteran el pH vaginal

– El cuerpo suele adaptase al nivel de acidez del pH vaginal, pero hay diferentes razones por las que se puede romper el equilibrio logrado como la obesidad, la diabetes o el embarazo, porque el pH se acidifica por los estrógenos.

– Los tratamientos con antibióticos también pueden generar variaciones, ya que pueden afectar a las bacterias buenas que protegen la zona.

– Uso incorrecto de productos de higiene íntima.

– Las alteraciones en la edad fértil de la mujer desequilibran la barrera protectora, desencadenando resequedad, picor y molestias al orinar.

Los síntomas que podrías presentar en caso de que haya un desequilibrio en tu pH vaginal son: flujo vaginal maloliente, resequedad, dolor, comezón o molestias al tener relaciones sexuales.

También te interesa: 10 tips para disminuir la acidez en tu PH

Cómo mantener el equilibrio

pH Vaginal: qué es y cómo regularlo para evitar infecciones

– Limpia la región perineal de adelante hacia atrás

– Utiliza jabones especiales para la higiene íntima

– Evitar duchas vaginales, a menos que sean bajo prescripción médica

– Para restablecer la flora endógena, administra probióticos

– Visita a tu ginecólogo, así evitarás complicaciones

Recuerda que tu salud es lo más importante: procura estar siempre al pendiente de cualquier irregularidad, para que la puedas atender lo antes posible.

También te puede interesar: Clítoris: 5 datos sobre la fuente del placer femenino

Araceli Arana

Araceli Arana

ARTÍCULOS RELACIONADOS: